Coffee News: from Seed to Cup

3 Reglas Para Usar Los Siropes en Los Cócteles Con Café

,

¿Te gustan los cócteles a base de café? ¿No estás seguro de cómo crear el tuyo? No temas: diseñar tus propios cócteles no es tan intimidante como parece. De hecho, si comienzas a elegir y a usar siropes simples con cuidado, de seguro tendrás pronto un menú lleno de bebidas únicas y deliciosas.

Sin embargo, hay algunos errores comunes que se cometen al usar siropes simples. Así que, desde elegir el sabor del sirope hasta qué cantidad usar, hay tres aspectos clave que debes considerar.

Read this in English Coffee Cocktails: The 3 Rules for Using Syrup

Spices

Una infinidad de sabores para elegir. Credit: Heydrienne via Flickr

1. Sabor

Cuando se trata de siropes, si lo sueñas, lo consigues. Experimenta con flores comestibles, especias, hierbas, frutas de temporada e incluso, caramelos para crear sabores únicos. Pero no temas ser específico: el sirope de manzana honeycrisp es el favorito en temporada de otoño en la tienda de café que ayudé a fundar, Three Crowns Coffee.

Por supuesto, con todas estas opciones es fácil sentirse confundido. Así que, si estás trabajando en un sirope específico para un trago en particular, comienza con las notas de cata del café. Elegir un sirope que realce o complemente los sabores ya presentes en el café puede que te lleve a crear un trago increíble.

Recuerda que el agente saborizante no es el único factor que influencia el sabor. Puedes intentar con distintos tipos de azúcares para los distintos siropes. Para un sirope claro y específico, lo más probable es que el azúcar blanco sea la mejor opción. Pero si quieres obtener mayor complejidad y un matiz de melaza, usa azúcar integral o alguna de sus variantes. Para darle un toque floral, agrega miel. Y si realmente te sientes temerario, derrite caramelos en agua.

También te puede gustar: 4 Maneras de Crear Bebidas de Temporada Con Café Especial

Candy in Damascus

¿Qué sabor les darían estos caramelos a tus siropes? Crédito: Elisa Azzali via Wikipedia

2. Consistencia

Así como el peso es esencial en la preparación del café, también lo es al hacer un sirope. Y lograr la consistencia es posible sólo si pesas tus ingredientes todas las veces.  Esto es relevante porque el azúcar o el café, al ser granulados, tienden a distribuirse de manera desigual. Estimar el peso a simple vista en un mismo artículo dosificador producirá cada vez resultados distintos.

Pero la consistencia tampoco implica sólo pesar los ingredientes antes de comenzar. También incide la manera en que realizas la cocción. Nunca lleves el agua a punto de ebullición. Esto hará que el agua se evapore y causará un desbalance en la proporción de azúcar y agua. Si esto te preocupa, técnicamente puedes hacer siropes simples con agua fría, pero el azúcar se derretirá mucho más rápido y de manera más consistente con agua caliente. Por esta razón, generalmente ajusto mi tetera para que alcance los 205°F/96°C.

syrup bottles

La consistencia también te permite controlar la fuerza y el dulzor de tu sirope. Crédito: Dvortygirl via Wikipedia

3. Balance

Saber cuándo usar los siropes simples puede ser tan difícil e importante como saber qué sabores crear. Conoce a tus clientes, como parte de un grupo poblacional y también como individuos. Si les gustan las mezclas más dulces, entonces enfócate en lo dulce. Si no es así, entonces ten cuidado de no exagerar con los siropes. Con este punto ya claro, no tengas miedo de cargar un poco la mano con aquellos novatos en el área del café de especialidad, quienes quieren algo dulce para beber.

Y con respecto a qué es “demasiado” la clave es el balance. Especialmente al crear bebidas de especialidad. Los siropes simples son un golpe potente de sabor en una bebida, y muy pocas veces se usan más de 30 ml. Generalmente, se usan 15 ml. No olvides considerar también el tamaño de la bebida.

De igual manera, considera qué otros ingredientes estás usando. Si utilizas algún tipo de amargo (bitter), lo más seguro es que necesites algo dulce que contrarreste el amargor que producirá. Pero si sólo estás tratando de endulzar un latte o un cappuccino, entonces necesitarás menos.

Aunque parezca difícil al inicio, con la práctica se volverá más simple. Estudia recetas clásicas de cocteles para tener una idea, y aprende mediante el método de ensayo y error. Pronto desarrollarás el instinto de qué puede funcionar mejor.

Asegúrate de usar la cantidad adecuada de sirope, según la bebida que prepares. Crédito: Silviarita vía Pixabay

Sabor, consistencia y balance: los tres factores cruciales para el éxito de tu cóctel con sirope. Recuerda estos puntos y sin importar cuán creativos o experimentales sean tus cócteles, estarán destinados al éxito. Entonces, ¡comienza a trazar ideas y diviértete!

¿Disfrutaste este artículo? Lee  Cócteles de Café: Cómo Hacer Tus Propios Siropes

Escrito por Eric Squires.

Traducido por Tati Calderón. Traducción editada por María José Parra.

PDG Español

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete aquí!

Print Friendly, PDF & Email