Coffee News: from Seed to Cup

Precio C: ¿Deberíamos Fijar de Otra Manera El Precio Del Café?

El café se vende a un precio que no tiene nada que ver con el costo de vida de los caficultores. En agosto, cuando el Precio C cayó al valor más bajo en 12 años, desató una calurosa discusión sobre cómo funciona la fijación de precios del café y cómo esta tiene un impacto en los productores.

¿Es razonable que se utilice el café como una inversión económica en perjuicio de los productores? Algunos están argumentando que el Precio C es una manera ineficaz de manejar la fijación de precios del café y reclaman un nuevo modelo.

Pero, ¿cuáles son los problemas con el Precio C? ¿Es hora de establecer una nueva estructura económica en la industria cafetera? Y ¿es posible tener precios realmente justos para los caficultores?

Read this in English Rethinking The C-Price: Should We Change How We Price Coffee?

varios sacos de yute con cafe en pergaminoSacos de café verde en Jubilee Coffee, Colorado. Crédito: Devon Barker

¿Qué Es El Precio C?

El precio del café cambia cada minuto. Esto se debe a que se lo maneja como un producto comercial. Los productos comerciales son simplemente materias primas que se pueden vender y comprar en mercados regulados. Estos se conocen como mercados comerciales o de materias primas (commodities exchanges).

El Intercontinental Exchange (ICE) es un operador de bolsa importante con base en la ciudad de Nueva York. El precio comercial del Arabica en el ICE se conoce como Precio C y esta cifra influye en el precio del café. Todo el café se trata como una materia prima, sin importar el origen u otros factores. Incluso, los precios del café de especialidad generalmente están vinculados con el Precio C y, además, reciben un premio.

También te puede gustar ¿Qué Deberíamos Haber Aprendido de La Crisis Del Café de 2001?

area de cultivo de cafe en una fincaUna finca de café en Zimbabue. Crédito: Nicole Motteux

Fundamentalmente, el Precio C se define según la oferta y la demanda. Esto quiere decir que el precio se define en el punto en el cual la oferta equivale a la demanda. Si hay escasez de café, el precio subirá hasta que las personas decidan no comprar, porque el precio es muy alto.

Si hay demasiado café a disposición, el precio bajará, de manera que se vuelva más atractivo para la compra. A medida que cae el precio, la gente compra más, para beneficiarse del buen negocio. El precio deja de bajar cuando los compradores acuerdan de forma colectiva la compra de la cantidad disponible. En teoría, la demanda del café determina cuán costoso es.

El comercio de las materias primas se realiza sobre la base de la oferta y la demanda, y el mercado refleja directamente cuánto café está disponible y cuántas personas lo quieren. O al menos, así debería funcionar.

También te puede gustar Un Mercado Volátil: La Economía de los Precios del Café en el Mundo

lotes de cafe natural se secan en camas elevadasCafé de proceso natural secándose en camas elevadas en una finca en El Salvador. Crédito: Café Santa Matilde

Cómo Funciona Realmente El Precio C

El sistema de oferta y demanda que aparenta ser sencillo no es la realidad del Precio C. Veamos cómo el mercado financiero afecta la oferta y la demanda.

Los contratos de futuros son básicamente promesas de compra de café en una fecha futura al precio que se establece hoy. En un contrato de futuros, el precio acordado está basado en el precio pronosticado para la fecha de entrega. Por lo tanto, la especulación determina gran parte del precio.

Por ejemplo, si las personas piensan que el Precio C aumentará en el futuro debido a una cosecha exigua, comenzarán a comprar contratos de futuros hoy para vender y obtener ganancias cuando el precio aumente cerca de la fecha de entrega de la materia prima. La demanda elevada por los contratos de café ahora, basados en la especulación sobre las condiciones futuras, provoca la subida de los precios actuales.

Pero lo contrario también es cierto. Si se especula que el precio bajará, las personas empezarán a vender el café y cualquier contrato de futuros. Esto causará la caída de los precios actuales.

Lo que esto significa es que el precio del café no está sujeto a las condiciones reales del mercado. El Precio C no está vinculado al costo de producción y esto tiene un impacto muy real en los productores.

recoleccion de cerezas de cafeUna cesta con cerezas de café maduras.

¿El Precio C Es Un Sistema Deficiente?

Karl Wienhold gestiona la logística y el marketing en Direct Origin Trading. Antes de dedicarse al café, fue consultor de comercio internacional y economista de desarrollo rural. También es el autor de un libro próximo a lanzarse sobre la economía de la cadena de suministro del café.

Karl me dijo que “el ‘mercado C’ es un sistema con buenas intenciones que fue creado con el objetivo de introducir eficacia al comercio mundial del café y ofrecer mecanismos de protección para los actores de la cadena de suministro”.      

Pero dice que no es así como funciona este modelo en la actualidad. “El resultado ha sido algo de protección para los comerciantes con recursos. Además, los fondos de inversión y otros especuladores se han apropiado [del mercado C], lo cual ha causado fuertes oscilaciones [que son] exageradas para los movimientos de la oferta-demanda”, dice.

Algunos inversionistas especulan sobre el café sin la intención de usarlo siquiera. Otros especulan para aumentar los márgenes de ganancia de sus negocios de exportación y de tueste. Karl me cuenta que este uso del café como una herramienta financiera tiene un impacto injusto en los productores.

“Esto ha causado que los pequeños caficultores que no tienen protección asuman las consecuencias, mientras que el resto de la cadena de suministro disfruta de los buenos márgenes de ganancia”, dice. “Hoy, en medio de la volatilidad del mercado, los caficultores especulan y dejan que la importancia del café disminuya, asumen pérdidas y se hunden en deudas con la esperanza de que haya un repunte. Cuando hay un imprevisto, es menos probable que inviertan en la cosecha del año siguiente, ya que no están seguros si su venta será una pérdida”.

trabajadores cargan sacos de cafe a un camionTrabajadores cargando bolsas de café verde colombiano. Crédito: Direct Origin Trading

Cómo El Precio C Afecta A Los Productores

Los costos de producción de un caficultor no tienen nada que ver con las fluctuaciones del Precio C y los productores en general tienen márgenes de ganancia muy pequeños. Así que, cuando el precio C baja, puede provocar fácilmente un balance negativo para el productor. Esto aplica también para aquellos que venden a un precio que es de un importante porcentaje más alto que el Precio C.

Evelio Francisco Alvarado Romero es gerente general de Anacafé. Él me cuenta que la reciente caída del precio significa que los productores no pueden invertir en sus fincas y que esto tendrá efectos a largo plazo.

“Desde comienzos de este año, los especuladores han estado vendiendo intensamente en el sector agrícola, apostando por precios más bajos debido a la incertidumbre con los aranceles entre EE. UU. y China y con el registro de cosechas en Brasil. Pero los especuladores no están tomando en cuenta los costos de producción más altos, como el café, que está por debajo de los costos de producción. [Esto es] obligar a los países a devaluar [su café] para compensar la caída de los precios”.

Además, agrega: “El agosto pasado, los especuladores en la industria del café que venden contratos complementarios alcanzaron un récord histórico de 106 000 contratos, casi el 35 % del total de interés abierto. Los productores no están cuidando las plantaciones como corresponde y, al final, la industria se enfrentará con precios más altos por la caída en la producción”.

También te puede gustar ¿Qué Efecto Tiene el Mercado C en Los Pequeños Productores de Café?    

productor mueve los granos de cafe para un mejor secadoHombres moviendo el café en patios de secado en una finca en Guatemala. Crédito: Anacafé

Marta Dalton, fundadora y primera ejecutiva de Coffee Bird, dice que los productores están en un momento crítico.

“Los precios actuales del mercado del café están a un nivel extraordinariamente bajo. Los precios están por debajo del costo de producción y ponen en peligro la subsistencia de muchas familias que dependen del Precio C para la venta de su café para sustentarse”, me cuenta.

“La mayoría de los caficultores depende del Precio C. La excepción es un pequeño grupo de productores, quienes tienen acceso al mercado y logran comercializar su café a un precio fijo. La industria del café está en un momento crítico. Muchos caficultores ya están vendiendo sus fincas o abandonando partes de ellas. Si en el futuro queremos ver café en Guatemala y otros países latinoamericanos, necesitamos un nuevo mecanismo de fijación de precios que refleje los costos actuales y no dependa de fuerzas externas”.

varios sacos de cafe listos para exportarSacos de café verde de Colombia. Crédito: Direct Origin Trading

Los Productores Quieren Un Nuevo Modelo de Fijación de Precios

El 30 de septiembre, el Foro Mundial de Productores de Café (FMPC) envió una carta abierta a los primeros ejecutivos de las empresas de café más importantes.

En ella se lee: “Algunos podrán argumentar que ‘el mercado es el que es y hace lo que debe hacer’. Para algunos productos, quizás sea así. Sin embargo, en el caso del café, donde está en juego la subsistencia de más de 25 millones de familias, de las cuales muchas se están enfrentando a un proceso de pauperización que las está llevando a una situación de miseria, es simplemente inhumano”.

Esto sucedió después de la reunión de la OIC del 17 de septiembre en Londres, en la que el FMPC celebró una conferencia de prensa. El FMPC dijo que esperaba que la reunión de la OIC se enfocara en los precios bajos.

Emitieron un comunicado que decía: “Los productores de café de todo el mundo están enfrentando su [sic] peor situación en décadas, provocada por la crisis y por los precios internacionales extremadamente bajos. Hoy, el desequilibrio en la cadena de valor del café y el proceso de pauperización de los productores de café se encuentran a niveles que no dudamos en definir trágicos”.

vista panoramica desde una finca cafeteraPanorama desde una finca de café en Honduras.

Modelos Alternativos al Precio C

Pero, ¿cómo sería un modelo alternativo de fijación de precios? Karl sugiere uno que está relacionado con los costos reales y basado en mayor transparencia.

“Los contratos plurianuales con precios fijos que se manejarían desde la finca hacia el tostador eliminarían el riesgo de gran parte de la producción de café y de su abastecimiento sin tener la necesidad de recurrir a instrumentos de cobertura. La confianza personal y la transparencia son fundamentales para mantener estos contratos. Este tipo de operaciones era imposible de realizar hace unas décadas, pero con la tecnología actual, los protocolos de trazabilidad y la facilidad de viajar y comunicarse, es una opción posible en muchos sectores de la industria”, dice.

“La desventaja es que, con los acuerdos de oferta fija en marcha, las tostadurías no pueden sacar provecho de los precios bajos para ampliar sus márgenes. Y los productores deben abstenerse si el precio local supera los precios del contrato”.

un grupo de cerezas en la mano de un recolectorCerezas de café maduras. Crédito: Anacafé

El reclamo por una fijación de precios mínima no es simplemente una respuesta a la caída de los precios de este año. En el Foro Mundial de Productores de Café 2017, este tema dominó las discusiones. Sin embargo, puede ser un tema polarizador. Algunos, incluyendo a Karl se han preguntado si eliminar las fuerzas del mercado llevaría a una inundación del mercado en el que los caficultores no podrían en absoluto vender su café.

Karl argumenta que, en vez de un precio mínimo general, un precio justo debe estar vinculado con el costo real de producción, que es varía según el país, y que el énfasis debe estar en la transparencia.

Él dice que “si bien, la mayoría de los pequeños productores solo miran el precio, la sostenibilidad de sus economías tiene más que ver con el costo de producción y la estabilidad de los precios. Pagarles un diferencial sustancioso, digamos USD 0,30 por libra, y alardear de ello en un informe de Responsabilidad Social Empresarial, pierde significado cuando el costo de producción es de USD 0,40 por libra por sobre el precio de base actual”.

“Los ingresos de los caficultores no dependen del Precio C”, continúa. “Los consumidores no compran flat whites y bolsas de granos enteros de café basándose en el Precio C. Si los tostadores insistieran en los precios fijos para los productores, en firmar contratos fijos con sus importadores y si los importadores pudieran verificar el pago a los productores, sería factible evitar simplemente el mercado del futuro y ofrecer a los productores una parte fija del precio de tueste”.

cafetales crecen bajo arboles de sombraCafetales creciendo bajo sombra en una finca en Colombia. Crédito: Direct Origin Trading

No hay una solución sencilla para los precios inestables del café y el impacto devastador que el sistema actual tiene sobre los productores. La simple implementación de un precio mínimo es una idea a corto plazo y no una verdadera solución.

Pero al aumentar la transparencia, los consumidores pueden volverse más conscientes acerca de la procedencia de su café y sobre el impacto humano que tiene el negocio de las materias primas.

Quizás es hora de que la industria deje de debatir y comience a hacer cambios concretos para mejorar la transparencia y vincular el precio del café con el costo real de producción.

¿Disfrutaste este artículo? Lee también Un Precio Mínimo Para El Café Verde: ¿Sentido común o catástrofe?

Escrito por Hazel Boydell. Crédito de la foto principal: Anacafé.

Traducido por Laura Fornero. Traducción editada por María José Parra.

Perfect Daily Grind

¿Quieres Seguir Leyendo Artículos Como Este? ¡Suscríbete Aquí!

Print Friendly, PDF & Email