Coffee News: from Seed to Cup

La Realidad De Producir Café De Especialidad En Fincas Pequeñas

Imagínate tener una finca tan pequeña que no puedes recibir ayuda práctica, aunque probablemente la necesitas, incluso más que las plantaciones más grandes, debido a los márgenes de ganancia bajos y los costos de producción de café altos.

Para muchos productores en el mundo, esta es la realidad.

De hecho, yo soy uno de estos productores: me gusta llamarnos los “caficultores microscópicos”. Tengo 60 años y soy canadiense, pero he vivido casi la mitad de mi vida en Panamá, en donde ahora soy dueño de una pequeña finca. Y he estado trabajando con caficultores de la zona para mejorar su situación a través del acceso al mercado de especialidad.

Continúa leyendo para descubrir el punto de vista que tiene un caficultor microscópico sobre los retos que enfrentamos y cómo estamos tratando de superarlos.

Read this in English The Reality of Producing Specialty Coffee on Tiny Farms

cerezas recolectadas por trabajado de cafeCerezas de café maduras en una cesta. Crédito: Finca de Dios

Las Dos Caras Del Café De Panamá

Tal vez Panamá sea famosa por su exquisito café Geisha, pero la situación es muy distinta en la región aislada de Barreta, Coclé.

Gran parte del café de grado especial que se exporta proviene de Chiriquí, con sus tierras agrícolas bien establecidas, montañas elevadas y bosques nubosos. Es aquí donde encontrarás los nombres importantes de la industria cafetera de Panamá: Hacienda La Esmeralda, por ejemplo, que presentó el Geisha al mundo y el año pasado vendió en subasta un lote a USD 601/lb.

También te puede gustar ¿Qué es el Café Geisha? La Realidad detrás del Grano Fantasía

En Chiriquí, muchas fincas son de entre treinta y cincuenta hectáreas, pero por supuesto encontrarás también pequeños productores. En general, las fincas tienen a partir de aproximadamente cinco hectáreas. Incluso las de diez hectáreas se pueden considerar pequeñas.

Los propietarios de muchas de estas fincas pequeñas son familias, que las han heredado de generación a generación. Los cafetales son a menudo maravillosos, los productores son el orgullo de todos los caficultores. Algunos de ellos han estado produciendo un café fantástico por más de 100 años.

A pesar de ello, debido a las dimensiones reducidas, les puede costar cultivar café suficiente para competir solos a nivel nacional e internacional.

Y aquí en Barreta es incluso más difícil. Las fincas no son pequeñas: son microscópicas. El productor promedio es dueño de entre una y tres hectáreas y gran parte de esta tierra no produce nada. Las fincas más grandes no superan las ocho hectáreas, con tal vez solo un 50 % que se usa para el cultivo del café.

Para mi trabajo aquí en Barreta, establecí una sociedad con un panameño llamado Álvaro. Cuando comenzamos nuestro proyecto, su ingreso promedio anual era solo de USD 400, es decir, menos de USD 35 mensuales. Y, si bien, no puedo encontrar ningún dato oficial acerca de esto, Álvaro me cuenta que muchos otros no ganaban tanto como él.

una flor de cafe es sinonimo de una gran cosechaFlores de café. Crédito: Bird Friendly Coffee

Precios Bajos, Poca Inversión: Una Situación Fuera De Control

Gran parte del café de Barreta ha ido históricamente a las grandes empresas nacionales que mezclan lotes de múltiples fincas y para luego venderlos. El resultado de esto son precios extremadamente bajos para el café. Antes de que llegara, según me dijeron, era de USD 1 por libra en la región.

Y recuerda, la gente en Barreta no produce mucho café. Siguen teniendo todos los gastos de la finca, pero sin la esperanza de obtener ganancias. Muchos productores no podían mantener sus fincas, así que tuvieron que dejarlas. El área producía menos y menos cada año. Y, a su vez, los productores ganaban cada vez menos, lo cual provocaba una caída vertiginosa.

La roya del café, un hongo que infecta las hojas de los cafetales y los destruye lentamente, se convirtió en un enorme problema. Diría que, en nuestra zona eliminó alrededor del 90 % de las plantas.  

También te puede interesar ¿Cuáles son los Principales Retos que Enfrentan los Productores?

un cultivo de cafe muerto en una fincaUna finca muriendo lentamente debido a la roya. Crédito: Damian Reed

Las personas aquí viven en condiciones de pobreza extrema. El área se encuentra aislada y con una infraestructura deficiente. La única ruta para llegar e irse está gravemente descuidada. Han pasado cuatro años desde que pasó una motoniveladora.

Un equipo de médicos viene aquí una vez cada dos meses. Han muerto bebés, porque sus familias no pudieron llegar al hospital a tiempo. Conozco una familia con un niño de diez años, que fue mordido por una víbora venenosa y llegó al hospital tres días después. Afortunadamente, se recuperó bien. La esposa de mi compañero dio a luz a su hijo en el beneficio, con nadie más que su esposo. Por suerte, su hijo fue un varón sano y saltarín que también ama el café.

familia de productores sosteniendo una planta de cafeÁlvaro y su hijo Alex en la finca de café. Crédito: Damian Reed 

Los 7 Retos Más Difíciles Que Afrontan Los Caficultores Microscópicos

Cuando Álvaro y yo comenzamos a trabajar juntos, nos dimos cuenta de que debemos superar siete retos importantes:

1. El Reto De La Calidad

Desde 2008, nuestro objetivo ha sido el de convertir Barreta en una región de café de especialidad. No todos creían que fuera posible. Me comuniqué con productores de otras regiones, así como a los de la subasta y premiación Lo Mejor de Panamá. Sin embargo, algunas de las personas con las que hablé pensaban que no era posible hacer realidad mis objetivos, no aquí en Barreta. Solo Chiriquí, oía una y otra vez, podía producir café de grado especial. Afortunadamente, pudimos desmentir este mito.

2. El Reto Del Cultivo

Yo diría que la finca promedio en esta región produce café en aproximadamente el 50 % de su tierra. Los productores deben ayudar a sus plantas a recuperarse, tanto en salud como en cantidad. Sin embargo, todo esto cuesta dinero. A un caficultor cuyo ingreso promedio es de USD 400 anuales no le sobra mucho para invertir en la finca. Además, las plantas tardan varios años en alcanzar su rendimiento máximo.

canasta de cerezas de cafeUna cesta llena de cerezas de café.

3. El Reto De La Capacitación

Aunque muchos productores de la zona han trabajado con el café todas sus vidas, no han recibido capacitación para los métodos de cultivo más actualizados y recomendados. Ha sido difícil acceder a la información. Sin embargo, el programa de voluntariado estadounidense Peace Corps y las iniciativas gubernamentales han ayudado a los productores locales a aprender sobre las mejores prácticas.

En nuestro caso, organizamos para Álvaro, mi socio, una capacitación en Costa Rica. También contratamos a consultores para que vinieran a revisar las fincas e impartieran instrucción. Ahora, Álvaro comparte sus conocimientos con todos aquellos que quieran aprender. Nos esforzamos por enseñar a través del ejemplo.

4. El Reto De La Confianza

Los lugareños confían poco en las iniciativas y las empresas. Las personas piensan que las iniciativas gubernamentales han sido demasiado a corto plazo e ineficaces. Los precios bajos que ofrecieron los compradores de materias primas han dejado a los productores decepcionados.

5. El Reto Del Marketing Y Las Ventas

Quizás este sea el reto más arduo de todos. Si el productor no puede vender su café a un precio sostenible, todo el resto es inútil. A pesar de eso, muchas organizaciones y agencias del gobierno olvidan mencionar el marketing.

En lo que concierne a las ventas, cuando se trabaja a una escala tan pequeña, debemos ser creativos. No creo que los productores con tierras tan pequeñas como la nuestra obtengan ganancias al vender café verde o incluso café tostado en los supermercados. El método más viable es obtener un ingreso sostenible vendiendo por taza, pero esto requiere invertir y planear seriamente.

cerezas de cafe en la rama listas para recolectarCerezas de café madurando en la rama. Crédito: Carmen Estate Coffee

6. El Reto De La Infraestructura

Para el café de grado especial se necesita realizar procedimientos adecuados, especialmente durante el procesamiento. Cuando se trata de construir un buen beneficio, necesitas encontrar el terreno correcto, construir el edificio, adquirir las maquinarias, obtener los permisos y capacitar a los empleados. Todo esto es difícil de costear para los caficultores microscópicos.

Asimismo, existe el problema de encontrar rutas adecuadas. Incluso, aun si tienes el beneficio, algunas fincas pueden estar ubicadas a dos horas de distancia a pie. Muchos caficultores llevan bolsas de granos de café empapados en la espalda, caminando en el barro y bajo la lluvia, y cruzando las montañas luego de cosechar café durante todo el día. Esta no es la forma de producir café de buena calidad y seguramente no es como produces café sostenible o creas una buena calidad de vida.

7. El Reto De La Organización

Una de las primeras cosas que tratamos de hacer fue crear una cooperativa. Una buena cooperativa puede solucionar muchos problemas: los productores pueden unirse para construir fábricas, comercializar su café y negociar los precios. Desafortunadamente, no tuvimos éxito a pesar de nuestros intentos. Como cualquier equipo o grupo, dirigir una cooperativa es un trabajo duro y depende de la cooperación y los objetivos comunes de todos los miembros.

granos de cafe listos para trillarGranos de café lavados secándose lentamente en camas elevadas.

¿Qué Reserva El Futuro para Barreta?

Los caficultores microscópicos como yo pueden producir un café excepcional, pero para hacerlo necesitamos la ayuda o los recursos correctos.

Barreta es prueba de ello. Álvaro y yo hemos visto un progreso excelente: nuestro café ha sido evaluado por el Q-grader, obteniendo un puntaje de 85.5, 86 y 87 en los últimos tres años, respectivamente. Producir café de grado especial en una finca extremadamente pequeña es posible.

Hoja de evaluacion de cafeResultados de la evaluación del Q-grader de uno de los lotes de Damian y Álvaro. El puntaje total fue de 86.

El único reto es lograr que sea rentable. Nuestras estrategias de marketing son variadas. Vendemos nuestro café en paquetes en las ferias y a través de amigos en distintas ciudades y restaurantes. También lo vendemos por taza en máquinas expendedoras. De esta forma, el reconocimiento de nuestro producto crece.

Aún no ganamos sueldos rentables, pero podemos mantener nuestras fincas. A medida que continúa aumentando la calidad, podemos invertir más en la infraestructura y encontramos nuevas maneras para vender nuestro café; esperamos que esto mejore.

Nos esforzamos constantemente por encontrar una oportunidad para comercializar nuestros productos de forma eficaz. Y, por lo menos, podemos beber café excelente.

Muchas organizaciones hacen un trabajo maravilloso al ayudar a los pequeños productores a mejorar su calidad de vida. Pero no debemos ignorar a los productores que son incluso más pequeños y cuyos retos son aún más difíciles.

¿Disfrutaste este artículo? También te puede gustar El Papel Complejo del Dinero en la Industria del Café de Especialidad

Escrito por Damian Reed de La Buena Tierra Coclesana SA.

Traducido por Laura Fornero. Traducción editada por María José Parra.

Perfect Daily Grind

¿Quieres Seguir Leyendo Artículos Como Este? ¡Suscríbete Aquí!

Print Friendly, PDF & Email