Coffee News: from Seed to Cup

Explorando Las Fincas De Café De Cuba

Cuba, el país de los cigarros, la política, la salsa…y el café. Algunos de nosotros han disfrutado de la dulzura y el gran cuerpo de un café cubano, pero, ¿cuántos lo han probado realmente? Y con esto, me refiero a un café que fue cultivado en el suelo fértil de este país por sus caficultores que trabajan duramente.

La industria cafetera cubana se vio gravemente afectada por la nacionalización y el embargo comercial de EE. UU. en 1960. Debido a esto, el mundo occidental, en gran medida, no ha estado al tanto de la situación de la producción de café en Cuba por muchas generaciones. Muchos consumidores de café nunca han tenido la oportunidad de probar un grano cubano.   

Un viaje a las fincas cafetaleras de Cuba me dio la posibilidad de probar algunos granos y me enseñó más de lo que habría imaginado. Da un vistazo a la vida de los caficultores cubanos y a las dificultades con las que se enfrentan a diario.

Read this in English Exploring Cuba’s Coffee Farms

cigarro cubano y un espressoUn cigarro cubano y un espresso. Crédito: Raúl Argáez Uribe

Cuba Y Su Relación Con El Café

Cuba tiene una conexión única con el café que está vinculada directamente con la historia política de esta isla caribeña.

El cafeto fue introducido por José Antonio Gelabert en el siglo XVIII. Más tarde, los colonialistas franceses importaron sus propios métodos de producción. Y cuando surgió la Revolución cubana en 1959, el país era un exportador de café importante a nivel mundial.

El contexto político y la nacionalización de la industria llevaron a la disminución drástica de la producción. Hoy, Japón y Francia son los mercados principales de Cuba. Todo el café cubano es exportado por Cubaexport, que paga a quienes cultivan y procesan el café un precio que fija el gobierno.

Incluso el amor local por una taza caliente está regulado. Junto con otros racionamientos, el consumo doméstico de café está limitado a dos onzas por adulto cada dos semanas. Se impuso este límite para mantener las exportaciones del café y generar ingresos.

También te puede gustar Cómo el Café Especial Contribuye a Superar la Crisis en Venezuela

Una cereza de cafe y la semillaUna cereza y un grano de café en una plantación de café cubana.

Unos días en La Habana me hicieron sumergirme en la vida cubana y me introdujeron también a la importancia del café en la rutina diaria.

La primera vez que probé un café cubano fue en mi casa en Australia. Me causó intriga. Los caracolillos de Guantánamo tenían notas ahumadas de tabaco, especias, avellana, chocolate negro y un toque de cuero. Me hizo sonreír y despertó mi interés por su origen.

En La Habana, el café se sirve de manera distinta: en general como un espresso con azúcar moreno. El racionamiento llevó a la creación del café con chícharo, una mezcla de café con garbanzos tostados que rebaja un poco más la pequeña cantidad de café.

Pero la bebida es secundaria a las interacciones sociales que fomenta. Todos los días, amigos, colegas y vecinos se reúnen alrededor de pequeñas tazas de café y esta bebida es una parte fundamental de la cultura cubana.  

Plaza Vieja en CubaPlaza Vieja, La Habana, Cuba. Crédito: Sebastián Farias

La Finca De Café De Cuba

El café cubano se cultiva en tres regiones: al este, en las montañas Sierra Maestra, al oeste en Pinar del Río y en Escambray en la zona central de la isla. Gran parte del café que se cultiva para la exportación proviene de Sierra Maestra y el que se usa para el consumo local procede principalmente de las montañas de Escambray.

Ubicada a cuatro horas de La Habana, Topes de Collantes es una zona protegida en las alturas de la segunda cadena montañosa más alta en Cuba. Escuché hablar del café Crystal Mountain, que, según me dijeron, crece cerca de esta reserva natural idílica, en tierras ricas en minerales. Ansioso por aprender más, le pedí a un conductor que me llevara a las montañas del Escambray y a la reserva natural de Topes de Collantes.

Intentamos llegar al centro de la zona desde el oeste, parando en las cascadas de El Nicho. 

vista desde una finca en cubaVista de El Nicho, Cienfuegos, Cuba. Crédito: Sebastián Farias

Desafortunadamente, nos enfrentamos a caminos difíciles, arruinados aún más por un huracán reciente. Un grupo de agricultores nos advirtió desde la parte trasera de un Jeep: “No llegarán, muchachos”. Con una tormenta que se dirigía hacia nosotros, decidimos no arriesgarnos y nos devolvimos.

Esta falta de infraestructura puede dificultar el transporte y la logística. Y no solamente para los turistas curiosos. En el caso del café, un camino intransitable puede significar una cosecha retrasada y unos granos arruinados.

Desde el momento en que se recolecta el café, este comienza a fermentar. Los caminos en malas condiciones demoran la llegada del cultivo a los beneficios para su procesamiento. También pueden retrasar la entrega del café procesado. Un viaje largo y difícil aumenta el riesgo de exposición a la humedad, el calor, la suciedad y la luz del sol. Todo esto puede disminuir la calidad del café.

También te puede gustar ¿Por Qué a Algunos Productores Les Es Difícil Cultivar Café Especial?

  Trabajadores en un camionTrabajadores en un camión. Topes de Collantes, Cuba. Crédito: Sebastián Farias

Determinados a llegar a Topes de Collantes, continuamos hacia el sur y luego a Trinidad para probar otro camino. Viajar hacia Escambray desde el este es una historia completamente diferente, tal vez debido a la relativa prosperidad e importancia de Trinidad como destino turístico. Los caminos allí son mucho más lisos y pudimos apreciar las pilas de plátanos y caña de azúcar cosechados.

En esta zona también se cultivan yuca, aguacate, papa, achiote y cítricos. A medida que alcanzábamos altitudes más elevadas, los eucaliptos y otras plantas perennes crecían en abundancia. Estos son los árboles que hacen sombra para los cafetos, permitiendo así que crezcan más lentamente y desarrollen sus sabores complejos.

la ciudad de trinidad Cuba Trinidad, Cuba. Crédito: Sebastián Farias

Técnicas de Producción y Tecnologías Obsoletas

Llegamos a nuestro destino, pero la dificultad para hacerlo supone solo uno de los problemas que afrontan los caficultores en Cuba. Con el colapso del bloque soviético, Cuba perdió el 80 % de sus exportaciones. La pobreza que surgió como consecuencia tuvo un impacto enorme, también en la infraestructura agrícola.

Los métodos de cosecha y procesamiento que se utilizan actualmente son anticuados e ineficientes. Algunos pequeños productores secan las cerezas de café en patios expuestos y el despulpado se realiza con morteros de madera. Es una manera única y artesanal de hacer las cosas que es hermosa de ver, pero con resultados extremadamente inconsistentes.

Esta tecnología de cultivo obsoleta lleva a una baja productividad y altas pérdidas posteriores a la cosecha. Cuba importa entre el 70 y el 80 % de la necesidad alimentaria del país.

Dado que la Unión Soviética proporcionaba fertilizantes y pesticidas a Cuba, su colapso también provocó que gran parte de la agricultura cubana se volviera orgánica sin tener otra opción.

cereza de cafe sin madurarCerezas de café en una plantación de café de Cuba.

Al hablar con caficultores del lugar en Topes de Collantes, aprendí que generalmente, el Estado asigna la tierra al agricultor. Luego descubrí que el Estado es dueño del 80 % de la tierra y alquila la mayoría de la misma a los agricultores y a las cooperativas. Lo que queda es propiedad de caficultores pequeños.

Me dijeron que los cultivos se venden al gobierno por un precio fijo y que esta suma no es suficiente para que los productores puedan invertir en educación o equipos mejores. Desde 1994, se permitió a los caficultores vender el excedente directamente al público.  

“Debemos vender casi toda nuestra producción al gobierno, dado que el café cubano sigue siendo una industria estatal”, dijo uno de los caficultores en Topes de Collantes.

caficultor de cuba             Un caficultor a pequeña escala. Topes de Collantes, Cuba. Crédito: Sebastián Farias

Climas Desafiantes Y Problemas de Comunicación

Tuve la suerte de compartir una tarde entera con un caficultor del lugar tomando una taza de café de tueste oscuro.

Hablamos de cómo el aislamiento de la isla y las zonas montañosas alejadas no son los únicos factores que dificultan la logística del transporte del café. También se hace difícil mantener el contacto con los productores, las cooperativas y los exportadores. Esta falta de intercambio de información hace que la industria del café cubano sea aún más complicada.

El clima caribeño es otro factor que se debe considerar. Las frecuentes tormentas tropicales, los huracanes, las lluvias torrenciales, la sequía y hasta los terremotos ocasionales afectan a la isla. En una nación con poco dinero para la rehabilitación y el control de los daños, una tempestad en el peor momento puede tener un impacto grave en la seguridad alimentaria.

Como demuestra nuestro intento fallido de llegar a Escambray desde el oeste, un huracán puede causar que los caminos se vuelvan intransitables por varias semanas o incluso más. El mal tiempo también puede provocar que un cultivo falle o arruine uno que esperaba ser procesado.

taza de cafe preparada en cubaUna taza de café de Cuba.

La historia de Cuba evidencia que tiene el potencial de ser un gran país productor. El amor de su gente por el café sugiere que también podría ser un óptimo mercado de consumo. Pero el contexto político y las características geográficas de esta isla tropical están dificultando el progreso de la industria del café.

Unas pequeñas inversiones en la infraestructura podrían suponer diferencias enormes. Los recursos mancomunados, el intercambio de conocimientos y el acceso a un mercado más amplio podrían revitalizar la industria.

Mientras tanto, si tienes la oportunidad de probar un café cubano, hazlo. Y piensa en los esfuerzos casi imposibles que lo trajeron desde una finca hasta tu taza.

¿Disfrutaste este artículo? También te puede gustar ¿Por Qué a Algunos Productores Les Es Difícil Cultivar Café Especial?

Escrito por Sebastián Farias.

Traducido por Laura Fornero. Traducción editada por María José Parra.

Perfect Daily Grind

¿Quieres Seguir Leyendo Artículos Como Este? ¡Suscríbete Aquí!

Print Friendly, PDF & Email