Coffee News: from Seed to Cup

Cursos De Capacitación En Café: ¿Una Buena Inversión?

Hay muchas maneras para mejorar tu conocimiento sobre el café: puedes ver tutoriales en YouTube, leer libros e información en línea, experimentar con los métodos de preparación, buscar mentores profesionales, y, por supuesto, una tradición que no se pierde con el tiempo: aprender mientras trabajas.

De hecho, al haber muchas maneras de aprender sobre el café, podrías preguntarte si una educación formal en café sea necesaria. ¿Y vale la pena la invertir en cursos certificados?

Hablé con Marcello Arcangeli, director de formación en Lavazza. Él no solamente es responsable de la capacitación interna en la empresa, sino que también ha supervisado la creación e implementación de programas de formación en el trabajo para los clientes más importantes de Lavazza. En marzo de 2018, obtuvo por parte de la SCA la certificación  como Premier Training Campus para el Lavazza Training Center, el cual abrió sus puertas en Turín en 1989.

Read this in English Why Formal Coffee Training & Courses Are an Investment

entrenador barista capacita al personal de una cafeteriaSesión de cata complementada con formación en protocolos de cata durante el PDG Micro Coffee Festival: Brasil

¿Qué Tipo De Capacitación Necesitan Realmente Los Profesionales Del Café?

Marcello dijo que, “la capacitación significa transferir a alguien el conocimiento. El conocimiento significa aprender y adquirir competencia. La competencia en una materia determinada es fundamental en cualquier tipo de negocio”.

En otras palabras, la capacitación es esencial para una carrera en el café. Pero, ¿qué y cómo deberían estudiar los profesionales del café?

Marcello cree que entre más conocimiento tengan todos en la industria, mejor podremos hacer nuestro trabajo. “Actualmente, incluso los productores deben conocer la cadena de suministro, de verdad, cómo se transformará su café”, me explicó.

“Para los tostadores y compradores de café”, añadió, “la capacitación y un análisis profundo son cruciales para elegir los mejores [cafés] del mundo, mezclarlos con sabiduría, y tostarlos de manera apropiada, para así destacar los sabores y aromas del café que tienen a disposición”.

¿Y para los baristas? Por supuesto, necesitan saber cómo preparar café con estándares excepcionalmente altos, cómo limpiar y realizar el mantenimiento adecuado a los equipos, y cómo ofrecer un muy buen servicio al cliente.

Pero el conocimiento acerca del producto que sirven, el impacto de las diferentes variedades, la elevación, los métodos de procesamiento, los perfiles de tueste , entre otros factores, también resultan útiles. ¿De qué otra manera pueden los baristas entender por qué necesitan cambiar la receta del espresso cuando se encuentran frente a un café colombiano descafeinado de tueste medio, en lugar de uno de Etiopía de tueste oscuro?

Y, tal vez, lo más importante, ¿cómo pueden transmitir ese conocimiento y pasión por el café de especialidad a los consumidores interesados en el tema? El conocimiento del producto es una parte fundamental del servicio al cliente.

¿Es posible aprender todo esto en el lugar de trabajo? Si, pero es algo ineficaz. Después de todo, son pocos los baristas jefes que tienen el tiempo de explicar el procesamiento del café o las variedades a sus nuevos colegas.

Cuando le pedí a Marcello su opinión acerca de la formación en el trabajo en comparación con la capacitación formal, me dijo que “una no excluye a la otra”. Para él, la educación formal es una oportunidad de adquirir conocimientos. La formación en el trabajo es la oportunidad para consolidar ese conocimiento.

“La práctica es igualmente importante”, enfatizó, “… [sin embargo], la práctica en sí no es suficiente, ya que no te brindará la oportunidad de crecer, evolucionar y, sobre todo, de transferir el conocimiento a tus empleados o al cliente final, que actualmente es más exigente”.

extrayendo un espresso dobleExtracción de un espresso. Crédito: Neil Soque

Los Beneficios Más Importantes De Tener Personal Capacitado

Queda claro que el personal capacitado puede ejecutar sus tareas de forma más habilidosa y con un mejor conocimiento. Aun así, también hay muchos otros beneficios que los empleados, desde propietarios de tiendas de café hasta maestros tostadores y administradores de fincas, a menudo pasan por alto.

1. Satisfacción De Los Empleados

Un personal motivado es la clave para un negocio rentable. Los niveles altos de satisfacción de los empleados resultan en una mayor productividad, mejor servicio al cliente y tasas más bajas de rotación del personal. Todo esto son buenas noticias para los empresarios. Además, la motivación es contagiosa (desafortunadamente, la falta de ella también lo es).

La capacitación puede motivar o desmotivar a los empleados, dependiendo de la forma en que ésta se presenta. Cuando los empleados la perciben como una responsabilidad o tarea no remunerada, pueden pensar que están trabajando gratis.

Sin embargo, cuando se presenta de la manera correcta, numerosos estudios han demostrado que la capacitación también puede motivar a los empleados. De la misma manera, también se ha relacionado con una mayor lealtad por parte del personal y una menor rotación. En otras palabras, la capacitación puede ser una excelente inversión para una empresa.

¡Aprende más! Lee  Cómo Hacer Para que Tus Baristas no Renuncien

Marcello pone a los baristas y los cursos SCA como ejemplo. “Hay un estándar para los cursos con profesores cualificados”, dijo. “Los baristas jóvenes no solo toman cursos para aprender conocimientos prácticos y teóricos, sino para enriquecer su currículum

¿Enriquecer el currículum es algo malo? ¡Absolutamente no! Cuando los empleados sienten que la capacitación les ofrece una posibilidad de carrera y les proporciona nuevas habilidades, se sienten inspirados y motivados. Perciben el valor de la capacitación y aprecian que la empresa para la cual trabajan desee que se desarrollen profesionalmente. Como resultado, empezarán a ver su trabajo como una carrera a largo plazo que puede ofrecerles las oportunidades para progresar que buscan.

Por supuesto, es importante asegurarte de enviarlos a recibir una capacitación que corresponda con los objetivos de tu empresa. No deberías formar a tu personal para una carrera que no puedes ofrecerles. Aun así, no dudes en brindar a tus empleados oportunidades para crecer dentro de tu empresa.

barista diseñando un arte latteUn barista elaborando latte art. Crédito: Fernando Pocasangre

2. Calidad Y Satisfacción Del Cliente

“La regla fundamental del ritual del café es que el café en sí debe ser bueno. En términos más científicos, significa que el café mantiene sus propiedades organolépticas [sensoriales] sin alterar”, dijo Marcello. “La segunda regla es que el café debe prepararse de forma habilidosa y la tercera es que el consumidor debería poder apreciar todo el sabor y el aroma”.

¿Qué tiene que ver todo esto con la capacitación? Él me dijo: “La motivación que usamos para involucrar a los baristas en los cursos de formación es: conocimiento, calidad, mayor éxito, más negocios”.

En la industria del café de especialidad, la satisfacción del cliente va de la mano con la calidad. Y la clave para la calidad es una buena capacitación.

Esto es particularmente importante para las tiendas de café y tostadurías, las cuales dependen de la recurrencia en sus negocios. Debemos recordar que cada nuevo cliente representa una inversión en marketing. Sin embargo, una vez que el cliente se ha convertido, cada futura compra que realice requiere una inversión en marketing significativamente menor (si la requiere).

Además, muchos negocios tienen una base de clientes limitada. Los mismos oficinistas pasan delante de la misma tienda de café cada mañana. Los mismos estudiantes querrán estudiar en la misma área durante el día. Y las mismas personas que van de compras se encontrarán con sus amigos los fines de semana. Dar una mala impresión a alguna de estas personas significa perder potenciales clientes a largo plazo (así como la posibilidad de un voz a voz positivo).

Y finalmente, los clientes recurrentes reducen la incertidumbre en los ingresos; algo costoso para cualquier negocio. Tus clientes regulares son el soporte vital de tu negocio. Ellos aseguran que permanezca abierto, semana tras semana.

acompañando cafe con un pastel dulceCafé y hojaldre, listos para disfrutar. Crédito: Daniel Molinares

3. Consistencia

La inconsistencia es un arma de doble filo: reduce la posibilidad de lograr la calidad y aleja a los clientes recurrentes.

Después de todo, no importa si el café que tu cliente ordenó hoy es, técnicamente hablando, tan bueno como el que ordenó ayer. Si no sabe igual, se sentirá decepcionado.

Marcello me dijo que, “el conocimiento sirve para monitorear la consistencia de la calidad y [habilita al personal para] saber cuándo algo ha cambiado y, por lo tanto, saber cuándo intervenir”.

En otras palabras, la capacitación garantiza que todos los miembros del personal sigan los mismos procedimientos, que puedan entender qué ha salido mal cuando enfrentan problemas relacionados con la inconsistencia, y que sepan cómo resolverlos. Ya sea un barista configurando el molino en la mañana, un tostador intentando lograr la misma curva de tueste para su mezcla más representativa, o un productor monitoreando los niveles de humedad durante la fase de secado del café, la capacitación imparte conocimientos esenciales.

Una capacitación formal inicial acerca de los estándares de la industria, puede garantizar enfoques y métodos consistentes. Además, la formación en el lugar de trabajo sobre los sistemas y requisitos para los cafés específicos en cada negocio, será un gran apoyo complementario.

Por ejemplo, un barista podría tomar un curso de preparación de café certificado por la SCA, para asegurarse de estar familiarizado con los estándares y métodos básicos. Esto implica que su superior debe invertir menos tiempo en su capacitación en el trabajo, especialmente durante las horas pico, y como consecuencia, es menos probable que se cometan errores en la tienda de café.

El administrador también puede formar al personal sobre los cafés específicos que se sirven en la tienda y los procesos que se llevan a cabo diariamente. Por ejemplo, podría explicar que el barista jefe configura los equipos, la receta está escrita junto al molino, y todos deberían pesar el café en entrada y en salida al extraer shots.

¡Aprende más! Lee Cómo Consistentemente Podemos Servir un Buen Café

dristribuyendo cafe para hacer espressoBarista distribuyendo el café en el portafiltro para asegurar una extracción consistente y balanceada del espresso.

La capacitación motiva al personal, mejora la calidad y facilita la consistencia. Como resultado, se obtiene una mayor productividad, reducción en los costos y clientes recurrentes.

En palabras simples, la capacitación puede ser una inversión rentable para los profesionales del café y los propietarios de negocios.

La educación formal puede proporcionar a tus empleados los conocimientos que necesitan para hacer su trabajo correctamente, y la motivación y pasión necesarias para empeñarse. La capacitación en el trabajo les permitirá implementar y consolidar estos conocimientos, y perfeccionar sus habilidades. La lectura adicional les enseñará las últimas tendencias e innovaciones. La experimentación les dará la oportunidad de ampliar las fronteras de su conocimiento y poner a prueba su entendimiento.

Los mejores empleados son aquellos que aprovechan cada oportunidad para aprender. Y los mejores empleadores los apoyan, conscientes de que también se beneficiarán de esto.

¿Disfrutaste Este Artículo? Lee Compactar al Tiempo: Las Habilidades Técnicas Que todo Barista Necesita

Escrito por Gisselle Guerra.

Traducido por María José Parra.

Crédito de la foto principal: Devon Barker

Ten en cuenta: Este artículo fue patrocinado por Lavazza.

¿Quieres Seguir Leyendo Artículos Como Este? ¡Suscríbete Aquí!

Print Friendly, PDF & Email