Coffee News: from Seed to Cup

5 Bebidas de Café – Sumérgete En El Lado Más Profundo Del Café

,

Además de elegir los granos adecuados, la clave para obtener una óptima taza de café está en la preparación. Imagina poder regresar en el tiempo e iniciarte de nuevo en el café. ¿En qué método de preparación te iniciarías primero? ¿La fiable prensa francesa? ¿Pedirías un shot de espresso? ¿O llegarías al otro extremo y pedirías un Caramel Macchiato (puedes llamarlo “subida de azúcar”)?   

Read this in English 5 Coffee Drinks – Throw Yourself Into the Dark and Deep End of Coffee

Con tantas variantes para elegir, no sorprende que los bebedores de café más novatos pronto se sientan abrumados. Elaboré esta excelente y práctica guía que sirve para orientarte en el viaje a través de varios tipos de extracción del café. Fui cuidadoso en empezar por las bebidas que son fáciles de encontrar y avancé hacia las menos conocidas, pero hice énfasis en cómo tan solo modificando la preparación del café se puede obtener como resultado un sabor, una sensación y un aroma completamente distintos.

Ahora bien, no es necesario pasar con prisa de un método al otro; cada paso está pensado para disfrutarlo plenamente. Prueba el mismo método de preparación con diferentes granos o en distintas tiendas de café. Descubrirás que hasta en el caso de una bebida con el mismo nombre, puede haber variaciones importantes según la geografía, la capacitación del barista y muchos otros factores.

1. El Latte

cafe latteUn latte típico con espuma de “arte latte” en la superficie. Crédito: infomastern (Flickr)

Cierto, el venerable latte. Aunque el nombre suena familiar y la mayoría puede adivinar que es un café con leche, vale la pena mencionar algunos detalles. Primero, siempre se prepara el café en forma de shots de espresso, no café filtrado (a este se le llama “café con leche”). Segundo, hay tres partes que componen un latte: la espuma de leche en la parte superior; la leche cremada en el medio; y, finalmente, el shot (o shots) de espresso en el fondo. Puede haber tantos shots como quiera el bebedor, pero se acostumbra a usar uno o dos. Por último, siempre se agrega la leche al café. Como resultado, se obtiene una bebida rica y sustanciosa que mantiene el sabor a café y es una excelente bebida de transición de las golosinas con sabor a café como el helado.

También te puede interesar 6 Reglas de Oro para Preparar Café en Casa

2. La Prensa Francesa

prensa francesaUn café recién preparado en prensa francesa, tanto en la taza como en la jarra. Crédito: cbaugh (Flickr)

Quienes ya conocen la prensa francesa tal vez se sorprendan al verla en esta lista como segunda bebida para probar, ya que produce un café “fuerte”. Si no conoces este concepto, la prensa francesa es un dispositivo simple que está compuesto por una jarra y un émbolo con filtro de malla metálica. Los granos de molienda gruesa se colocan en la jarra, luego se vierte el agua caliente. La extracción de los granos tiene lugar en el agua caliente durante alrededor de cinco minutos. Luego, se presiona hacia abajo el émbolo que pasa a través de la mezcla, filtrando la molienda y dejando un café característicamente “fuerte”.

El aspecto genial de la prensa francesa es que deja los aceites en el café, lo cual oculta parte de la acidez que saboreas en el café filtrado con papel, y también se lo puede cortar a gusto con leche. Esto lo hace una opción excelente para el bebedor de café sin experiencia.

También te puede interesar Prensa Francesa – Historia y Guía de Extracción

3. El Cortado

Un cortadoUn cortado servido en taza de vidrio. Se usa una cuchara (en la imagen) para separar la leche del café. Crédito: mentalize (Flickr)

¿Nunca oíste hablar de un cortado? Yo lo hice recientemente. El cortado se posiciona como la tercera bebida para probar por una buena razón. En el sentido más sencillo, es una versión del latte más centrada en el café, que está compuesta en partes iguales, por espresso cortado con leche caliente. Si se prepara correctamente, permite percibir las notas más suaves del café, sin mencionar que, si ordenas esta bebida, ganarás popularidad con el barista. Dado que es más concentrado, el cortado es genial para cuando tienes muy poco tiempo o no quieres correr el riesgo de que tu latte se enfríe. Personalmente, recomiendo probarlo un día en que necesites particularmente un estimulante. La grasa adicional que aporta la leche en el latte, puede impedir que te sientas vivaz, así que un cortado es una muy buena alternativa.    

4. El Café Cubano

cafe cubanoUna tienda de café cubano en Austin, Texas, Estados Unidos. Crédito:austinevan (Flickr)

Bien, ahora pasamos a las bebidas más fuertes. Esta es una de las dos en nuestra lista que no contienen leche. Para este momento, pasas de ser un novato del café a convertirte en un amante del café. Y esta bebida definitivamente llevará el juego al siguiente nivel y te hará ganar admiradores de tiendas de café de toda la ciudad. Un café cubano es simplemente un shot de espresso con azúcar demerara (una palabra sofisticada para decir “integral”) mezclada con el shot mientras éste se extrae. Como resultado, se obtiene una golosina ligeramente almibarada y dulce que hace que beber espresso sea similar a disfrutar de un postre. El único inconveniente de esta preparación es encontrar un lugar que la sirva. Olvídate de las tiendas de café muy concurridas, llenas de personas que se desplazan hacia el trabajo durante los días de la semana. La mejor opción que tienes es encontrar una tienda de café más calma e íntima, con baristas adecuadamente capacitados que se tomarán el tiempo para preparar esta apetecible delicia.

5. El Café Turco

cafe turcoEl café turco, servido en una taza tradicional. Crédito: derekmorrison (Flickr)

El café turco: tristemente famoso por ser un método de preparación de café oscuro, indomable y decepcionante. ¡Pero en realidad no tiene que ser así! Esta bebida, cuya receta original al parecer se remonta aproximadamente a comienzos del siglo XVII, se prepara a partir de granos de café pulverizados con una molienda lo más fina posible y mezclados con agua caliente; luego, se sirve. Exacto, no se filtra. El secreto está en usar agua caliente, que no rompe a hervir. Usarla cuando está a una temperatura inferior al punto de ebullición evita que los granos tengan un sabor amargo y desagradable. El café seguirá siendo fuerte, sin embargo, si al principio parece demasiado, se puede mezclar con un poco de leche, que ayudará a diluir el sabor en el paladar y evitar que se sobrecarguen los sentidos.

¡Aprobaste el curso! Ahora sal y descubre más bebidas de café. Crédito: Rizky Subagja

¡Felicitaciones! Aprobaste Bebiendo Café 101 entre los mejores de tu clase. Has probado la gama completa de métodos de preparación y has vivido para contarlo. A partir de ahora, puedes afinar tu paladar aún más probando todo tipo de métodos de extracción o incluso repasar la lista con una idea ligeramente diferente de lo que cada uno de ellos comporta. ¿Qué sabe distinto? ¿Cuáles métodos prefieres más ahora, que quizás antes no te gustaban? ¡Ahora tienes la oportunidad de enseñarle a alguien más los placeres de los diferentes métodos de preparación!   

Escrito por Jimmy Malone y editado por T. Newton

Traducido por Laura Fornero. Traducción editada por María José Parra.

¿Quieres Seguir Leyendo Artículos Como Este? ¡Suscríbete Aquí!

Print Friendly, PDF & Email