Coffee News: from Seed to Cup

¿Por Qué a Algunos Productores Les Es Difícil Cultivar Café Especial?

,

Cerca de 70 países producen café, pero no todos pueden entrar al mercado de especialidad de forma efectiva. En algunos casos, los productores luchan mientras cultivan y cosechan café para ganar un precio comercial (y a veces a una calidad de grado comercial).

La pregunta es: ¿Por qué? ¿Qué hace que estos productores no puedan acceder a mercados que pagan mucho mejor, al igual que otros agricultores?

Recientemente realicé una investigación para International Women’s Coffee Alliance (IWCA) que arroja luz sobre este tema precisamente, así como un estudio de caso con CARE International en Laos.

Continúa leyendo para descubrir mis hallazgos.

Read this in English Why Some Farmers Struggle to Produce Specialty Coffee

Cultura europeaCultura europea del café de la calle en Ostende, Bélgica. Crédito: Vincent Rouffaer

¿El café se Está Cultivado de Forma Más Sustentable?

El optimismo se ha extendido. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo anunció en 2015 que la pobreza ha disminuido. La revolución digital ha conectado a las personas; la mayoría de los niños en todo el mundo asiste a las escuelas; el acceso al agua potable y al saneamiento ha mejorado.

Todo esto ha contribuido al incremento de las capacidades de los productores y a hacer competitivas las empresas de café.

Al mismo tiempo, la tercera ola y el café especial ofrecen a los clientes opciones sin precedentes en cuanto a sus hábitos de bebida. Es una oportunidad para “hacer lo correcto” para los pequeños productores y el medio ambiente, mientras se disfruta de una experiencia artesanal “única”, por supuesto.

También te puede interesar El Papel Complejo del Dinero en la Industria del Café de Especialidad

Como consumidores, tenemos la habilidad de actuar; nuestras compras envían señales al mercado y a los productores. Sabemos que podemos ayudar a impulsar la tendencia hacia mejores precios para el café de calidad y mejores prácticas agrícolas sostenibles.

Ciclistas, turistas, estudiantesCiclistas, turistas, estudiantes y habitantes en Girona disfrutan de un café especial. Crédito: Sam Tabotta

Sin embargo, a veces podemos olvidar que aún existen desafíos considerables para muchas comunidades productoras de café, tales como pobreza persistente; conflicto; inestabilidad; obstáculos comerciales; acceso deficiente a créditos; volatilidad de precios; barreras del mercado; y desigualdades arraigadas de género, juventud y discapacidad en lo que respecta a los recursos, la toma de decisiones, las oportunidades económicas, los servicios y la influencia … Todo esto plantea dificultades para la producción de café, y principalmente, café de grado de especial.

“Cumplir con las demandas de los consumidores de café de especialidad, sostenibilidad, calidad y café único o ejemplar, es un desafío para los productores más pobres, así como para los comerciantes de café”, dijo Stephen Leighton, director general de Has Bean Coffee.

productores de cafeStephen Leighton visita a los productores de café en la finca Vincent Paye en Copacabana, Bolivia. Crédito: Has Bean Coffee

¿Por Qué Para Algunos Países Es Más Difícil que para Otros?

Mi estudio actual para IWCA da una idea de por qué algunos países productores en América Central y América del Sur, el Pacífico y las regiones de los Grandes Lagos africanos han visto un progreso impresionante, mientras que otros luchan contra la pobreza y el acceso a recursos productivos, servicios y mercados e inversiones extranjeras debido a su crecimiento económico y desarrollo estancados.

Descubrí que un tercio de estos países sufre problemas graves que descarrilan su producción. Los regímenes autoritarios, los marcos institucionales débiles, la falta de transparencia, la burocracia, el clima comercial poco amistoso y la infraestructura deficiente afectan a los productores de café. Como resultado, estos productores pueden tener dificultades para acceder a los mercados internacionales, particularmente en Burundi, Camerún, Colombia, la República Democrática del Congo, Dominica, Guatemala, Nicaragua, Kenia, Papúa Nueva Guinea y Uganda.

La infraestructura que damos por sentada es inaccesible para los caficultores más pobres. En Uganda, menos de la mitad de la población adulta tiene teléfonos móviles o acceso a internet. Ambos son esenciales para verificar los precios internacionales del café o aprender nuevas técnicas y tendencias de producción

Y en Brasil, Costa Rica y Kenia, Global Findex afirma que solo el 65% de los adultos posee cuentas bancarias.

Además, casi la mitad de estos países es altamente vulnerable a desastres naturales como ciclones, inundaciones y deslizamientos de tierra. La devastación de los mismos puede destruir las cosechas, reservas de productos, transporte, hogares y, por último, los medios de subsistencia. Los agricultores pueden pasar de una crisis a otra, sin tener nunca la posibilidad de reponerse.

Hay noticias positivas: las organizaciones (como IWCA) pueden proporcionar una plataforma para el diálogo entre los sectores público y privado en la industria internacional del café. De esta forma, pueden enfrentar los desafíos y los problemas de sostenibilidad, pero aún queda mucho por hacer.

Y a veces nuestros esfuerzos para hacer lo mejor están mal orientados.

productoras de cafeEn la provincia de Kivu Meridional de la República Democrática del Congo, IWCA dirige eventos de capacitación para productoras. Crédito: Chantal Binwa

¿Los Productores Más Pobres Pueden Producir Café Especial?

Los clientes, incluyendo los comerciantes de café, quienes exigen un café especial más “único” arriesgan la exclusión de los productores más pobres. Incluso los cambios simples son difíciles de lograr para los productores de bajos ingresos, y sin mencionar los más complejos, como por ejemplo, procesos experimentales.

En 2016, llevé a cabo un trabajo de investigación sobre el café como medio de sustento con CARE International en las frescas montañas del sur de la provincia de Sekong. Esta área se encuentra al lado de la meseta de Bolaven, la región productora de café más grande de Laos.

También te puede gustar Cultivado Bajo Sombra y Beneficio Húmedo: Desarrollo de la Industria de Especialidad en Laos                                                           

Allí, conocí a la Señora Noi Impasai, productora de 24 años de edad. Ella y su familia poseen tres hectáreas de tierra de las que dependen sus ingresos, tienen 0.5 hectáreas de arroz, pero en el resto de tierra producen café Catimor. La mayoría de sus árboles tienen menos de ocho años

Noi, que tiene padres ancianos y dos hijos jóvenes, describe a su familia como muy pobre. Su ingreso proviene de la agricultura y depende totalmente de su trabajo y el de su esposo. A menudo enfrentan períodos de seis meses en un año sin arroz, debido a la falta de ingresos hasta que el café se cosecha en noviembre. A pesar de sus circunstancias, sin embargo, está decidida a brindarles a sus hijos una buena educación y mejores opciones de vida.

Comenzó un viaje hacia el mejoramiento de producción agrícola con el apoyo de CARE International en Laos, Proyecto Women and  Income and Nutrition (financiado por la Unión Europea). Se centró en lo que puede hacer de manera diferente, comenzando con pequeños pasos hacia buenas prácticas agrícolas y producción de café de calidad.

aldeaSra. Noi Impasai, de 24 años, en su jardín; dejó la escuela temprano para casarse. Crédito: Vincent Rouffaer

La Necesidad de Recursos & Saber Hacer

En 2015, Noi fue elegida para dirigir un grupo de productores que abarca cuatro aldeas. A través de él, se dio cuenta de que si los agricultores trabajaran juntos, podrían compartir los riesgos, pero también mayores ganancias.

Tres familias decidieron darle una oportunidad. Juntos, despulparon sus cosechas juntas para producir pergamino. En ese momento, esta práctica era muy inusual en Laos. Sin embargo, como resultado, las familias pudieron eliminar intermediarios. Pagaron ₭ 1,000 (US $ 0,12) por kilo para transportar su café directamente a Lao Thai Hoa Company Ltd., una empresa comercializadora vietnamita en Paksong. Allí se les pagó ₭ 3,500 (US $ 0,42) por kg, en comparación con los precios de Duk Chueng de ₭ 2,300 (US $ 0,27) por kilo de cereza.

Fue una cuestión de confianza, organización y riesgo. Las familias recibieron muy poco apoyo por parte del gobierno o de los jugadores dentro de la industria para encontrar compradores. Tenían pocas redes o relaciones dentro del mercado de café de Lao.

Sin embargo, su apuesta valió la pena. Ese cultivo le generó al grupo de Noi una cifra mayor al ingreso anual promedio de una persona de Laos.

También ganaron información valiosa acerca del mercado, que de otro modo estaría fuera de su alcance. Ahora están mejor informados sobre los costos y la logística, y esto solo mejorará sus próximas prácticas.

trabajadoresTodos los días, los trabajadores recolectan un promedio de 50-80 kg de cereza roja y reciben un pago de US $ 3. Crédito, Nicole Motteux

La noticia del éxito que tuvo Noi con la venta directa a través de su mercado cooperativo se difundió dentro y más allá de la aldea. Poco después, otros productores comenzaron a utilizar despulpadoras manuales simples para remover la cereza, con el apoyo de CARE International en Laos. Esto redujo el volumen de producto que necesitaban secar y transportar. En una reunión de productores, un extraordinario 83% de los participantes (60% mujeres y 40% hombres) dijeron que estaban ansiosos por realizar el proceso de despulpado.

Además de ahorrar tiempo, en Laos, el pergamino seco tiene un 30% más de valor por kilo que la cereza seca. El producto también es más fácil de almacenar teniendo en cuenta que las carreteras son intransitables, debido a inundaciones repentinas, deslizamientos de tierra y cruces de ríos peligrosos durante el tiempo de cosecha.

Está claro que lo que parece, para los consumidores, pequeñas inversiones en infraestructura, puede representar enormes diferencias en los grupos de bajos ingresos. Por lo que los recursos, el saber hacer y una comunidad unida, en conjunto pueden tener un impacto inmenso.

temporada de cosechaLos aldeanos transportan un camión en el distrito de Duk Chueng; los ríos se elevan durante la temporada de cosecha, incomunicando las aldeas y los mercados a través de la frontera entre Laos y Vietnam. Crédito: Nicole Motteux

Dificultades para Satisfacer las Demandas del Mercado

Sin embargo, aunque los agricultores han empezado a producir su propio café, aún existen algunos estándares que son más difíciles de alcanzar, como la certificación.

Sinouk Coffee fue uno de los primeros grandes productores de café en aparecer en Laos. Trabajaron con la comunidad de donantes durante dos años para introducir la certificación orgánica, la etiqueta de comercio justo y otros esquemas de sostenibilidad.

Es difícil lograr la certificación, especialmente cuando se trabaja con muchos agricultores pequeños y que se encuentran en áreas remotas. El Sr. Sinouk descubrió que “los procedimientos orgánicos son muy complejos para los agricultores pobres. Muchos agricultores no tienen el conocimiento ni el capital para invertir en estándares orgánicos internacionales. En este punto, decidí que era mejor construir la marca Sinouk y usar estándares locales de certificación orgánica, no estándares internacionales “.

Otra demanda popular del mercado en este momento es el procesamiento honey. Ha existido por 15 años y agrega una dulzura distinta pero natural al café en taza.

También te puede interesar Cafés de Proceso “Honey” Amarillo, Rojo y Negro: ¿Cuál es La Diferencia?

Países con el clima adecuado y controles de buena calidad, como El Salvador y Costa Rica, pueden producir café de proceso honey de alta calidad y obtener precios superiores. Sin embargo, para muchos agricultores pobres en Laos, esto sigue estando fuera de su alcance, dice Karsten Ziebell, gerente de Responsabilidad Corporativa y Sostenibilidad en Outspan Bolovens Ltd, una subsidiaria de Olam Specialty Coffee.

Los compradores de café de especialidad exigen sabores exquisitos y de alta calidad, es por esto que todos los procesos desde el cultivo hasta la taza necesitan controlarse cuidadosamente. Un ambiente favorable también es importante: nada de heladas ni plagas, mucha lluvia estacional, la cantidad adecuada de sol durante la fase de secado, entre otros factores.

Al inicio de esta fase de secado, los productores deben girar los granos cada hora para evitar la contaminación por hongos, una gran inversión de mano de obra, especialmente para equipos conformados por parejas de esposos con hijos y parientes mayores que deben cuidar.

Necesitan seguir controlando el proceso de secado hasta que el café alcance un contenido de humedad de 10-12%. Este proceso es complejo para los pequeños productores de café con poco capital, e incluye instalaciones de secado, mano de obra y conocimiento.

pergaminoCafé en el patio de secado. Crédito: Amec Velásquez

Cambio Sostenible Duradero Para Todos los Productores

Sin embargo, con la asistencia adecuada, los pequeños productores pueden aprovechar las oportunidades de ingresar al mercado de especialidad.

Karsten me dijo que el enfoque de Outspan comienza con buenas prácticas agrícolas y certificación (por ejemplo, Rainforest Alliance y UTZ). El objetivo es mejorar la productividad y el rendimiento, acceder a nuevos mercados y mejorar la educación financiera. Para lograr esto, la compañía trabaja con Jacobs Douwe Egberts e IDH Sustainable Trade Initiative a través de un programa de productores de café en el Distrito Paksong.

“Todo comienza invirtiendo en lo fundamental de las buenas prácticas agrícolas”, dijo Karsten. “Tenemos que tomar en cuenta las complejidades de los medios de sustento rurales y entender las capacidades técnicas, los recursos y las finanzas de los agricultores. Apoyar a los productores para que adquieran habilidades desde el cultivo hasta el procesamiento los prepara para el futuro. Es por eso que hacerlo bien, desde el principio, es muy importante “.

Para muchos países de bajos ingresos, el café es una fuerza impulsora en la economía rural. Y aquellos que invierten en investigación agrícola y apoyan a sus agricultores con transporte y logística pueden acceder al mercado de especialidad, algo que, a su vez, debería ayudar a aliviar la pobreza.

Sin embargo, esto requiere esa inversión inicial y recursos.

Sasa SesticSasa Sestic de ONA Coffee Sasa obtiene granos directamente del productor en Thalanar Estate, India. Crédito: ONA Coffee

Afortunadamente, el enfoque en la producción de café de alta calidad ha fomentado cambios positivos a largo plazo. En la actualidad existe un consenso cada vez mayor entre los comerciantes y tostadores multinacionales, los distribuidores, los gobiernos, los grupos de la sociedad civil y los donantes de que los productores necesitan para recibir apoyo para adoptar buenas prácticas agrícolas.

Productores de café en Brasil, Costa Rica, Honduras, Etiopía, Guatemala y México están ascendiendo en la cadena de valor del café y aumentando sus ingresos. Ahora tienen un mayor enfoque en la calidad de los cultivos, la manipulación posterior a la cosecha, la diversificación y la participación en el mercado, dijo Nathan Hyde, de HA Bennett & Sons Pty Limited. Como tal, los agricultores pueden exigir un mejor precio por su producto y proveer al movimiento del café de especialidad.

Los comerciantes de café requieren cada vez más, buenas prácticas agrícolas, respaldando su adopción y ofreciendo una prima para el café de calidad o especial. Como resultado, los pequeños productores de café ahora tienen una motivación financiera viable para mejorar su calidad y trabajar hacia sistemas agrícolas sostenibles.

cafesRoman posa con el café que ella misma produjo. Lo encontró en los estantes de los supermercados. Crédito: Nicole Motteux

Encontrar formas de combatir un crecimiento y un desarrollo débiles es un desafío intimidante, pero reconocer los problemas es un primer paso importante. Si quieres ayudar a romper el círculo vicioso de la pobreza y la destrucción del medio ambiente en los países productores de café, puedes hacerlo. Cuando compres café elige con un enfoque de apoyo hacia prácticas sostenibles, innovación y sistemas fuertes.

El cambio y la sostenibilidad toman tiempo y confianza, pero con cada taza, puedes aumentar las esperanzas, oportunidades y confianza de los productores de café.

Escrito por Nicole Motteux. Basado en una investigación realizada para International Women’s Coffee Alliance y un estudio de caso con CARE International en Laos (la Sra. Impasai, de 24 años está a cargo). Todas las entrevistas fueron interpretadas por el Sr. Thongchanh Sengsoulivong y apoyadas por Lilani Goonesena.

Traducido por Alejandra M. Hernández. Traducción editada por María José Parra.

¿Quieres Seguir Leyendo Artículos Como Este? ¡Suscríbete Aquí!

Print Friendly, PDF & Email