Coffee News: from Seed to Cup

Un Precio Mínimo Para El Café Verde: ¿Sentido común o catástrofe?

Un precio mínimo para el café verde basado en el costo de producción. Este tema fue muy escuchado en el Foro Mundial de Productores de Café de 2017. Aunque no estaba en la agenda; surgió por pura casualidad, cuando la audiencia empezó a lanzar varias preguntas a uno de los conferencistas, haciendo alusión a esta idea, y la cual llegó a dominar la conversación.

Sin embargo, ¿qué pasaría realmente si tuviéramos un precio mínimo de café? ¿Es factible?

¿Y hay quizás mejores formas de lograr precios más equitativos para los productores?

Read this in English Minimum Green Coffee Prices: Common Sense or Catastrophe?

Productor y tostadorVerificando que el café lavado se esté secando de manera uniforme, un elemento crítico para controlar la calidad del café y así aumentar los precios. Crédito: Direct Origin Trading

Una propuesta atractiva

Millones de pequeños agricultores viven con la realidad de que con el café no se puede ganar un salario digno. Saben que los cultivos en los que invierten tiempo, energía y capital pueden que terminen siendo no rentables en el momento de la cosecha y que, de ser así, puede que no tengan ingresos netos para sobrevivir hasta la cosecha siguiente.

Vivir de esta manera es como caminar constantemente sobre una pista de hielo, sin tener nunca idea de su grosor. No sabes cuándo tu familia y tú puedan hundirse en el agua helada.

¡Conoce más! Lee Micro Tostadores: Lo Qué los Productores Quieren Que Sepas

En este contexto, no hace falta decir que la sugerencia de un precio mínimo para el café fue bien recibida. La perspectiva fue atractiva. La mayoría de las sugerencias y preguntas en los paneles restantes giraron en torno a la idea.

Al día siguiente, se organizaron grupos de discusión en los que los participantes democráticamente sugirieron, debatieron, seleccionaron y desarrollaron soluciones para varios temas, el más popular, se tituló “Volatilidad en los precios”, y 9 de los 19 grupos decidieron de forma independiente una solución que implica un precio mínimo basado en los costos de producción.

Necesitamos preguntarnos de qué forma podemos mejorar los precios del café para que los productores puedan pagar sus alimentos, su hogar, su educación, atención médica, inversiones agrícolas y demás costos. Necesitamos crear una industria más equitativa y sostenible, y el Foro Mundial de Productores de Café brinda un espacio útil para debatir soluciones.

Sin embargo, antes de decidir que un precio mínimo de café es la mejor forma de mejorar la industria del café, apliquemos algunos aspectos económicos básicos para ver cuáles serían las consecuencias.

También te puede gustar Preguntas Difíciles Hechas en el Primer Foro Mundial de Productores de Café

Productora de cafeProductora de café usa un Fermaestro, una herramienta para evaluar el nivel de mucílago que queda en los granos de café y, por lo tanto, garantizar un procesamiento de calidad. Crédito: Nicholas Gonzales, Estas Manos Coffee Roasters

Precios mínimos de café: Nuestra esperanza

En otras palabras, un precio mínimo es un control de precios. Sin estudiar el comportamiento potencial al comercio futuro que esto causaría, esto incrementaría el precio promedio.

Un aumento en el precio promedio aumentaría el margen promedio (rentabilidad) del cultivo de café en todos los ámbitos. Incentivaría los flujos de capital hacia el cultivo de café; se alentaría a más productores (de todos los tamaños, en todas las regiones) a sembrar más café en vez de otros cultivos u otras inversiones. Tres años más tarde, habría mucho más café verde en el mercado.

Un aumento de la oferta normalmente reduciría los precios del café, ya que la función de la oferta y la demanda generalmente conduce al mercado hacia “el precio perfecto”: aquel en el que se compra todo lo que se produce. Sin embargo, los productores estarían protegidos por el precio mínimo del café. Ya que el precio no puede caer al nivel en que se vende todo lo producido, este antes alcanzaría el precio mínimo y se detendría.

¿Hasta aquí todo bien? Sí, pero aquí es donde las cosas empiezan a ir mal.

Cafe verdeVerificación de los tamaños de granos verdes: en una muestra unos pocos granos más grandes o pequeños pueden significar la diferencia entre el punto de equilibrio y la quiebra de una finca. El mercado de productos comerciales valora más las mallas de tamaño grande que el mercado de especialidad. Crédito: Karl Wienhold

Precio mínimo: la realidad

Habría exceso de café que nadie quiere comprar al precio mínimo al que se ofrece. En condiciones comerciales normales, cuando hay exceso de café, los vendedores compiten al bajar sus precios. Al ver la oportunidad de obtener ganancias, los compradores están convencidos de realizar compras adicionales. Sin embargo, esta vez, no habría una reducción en los precios y los compradores, que ya tienen suficiente café, no estarían incentivados para comprar más. Si bien, esta es una simplificación de una fórmula compleja que debe tener en cuenta las condiciones de la agricultura, la demanda del consumidor y muchos factores más, este principio básico se aplicaría a la mayoría de los casos en la mayoría de los años.

Entonces, en este caso, el café de algunos agricultores sería vendido a un precio garantizado para cubrir sus costos. Sin embargo, otros agricultores no podrían vender su café en absoluto. (Durante la década de 1930, las autoridades de Brasil, utilizaron los subsidios estatales para impulsar el comercio de café,  esto llevó a la sobreproducción – y se vieron obligados a verter el exceso de café en el océano.)

Continuando con este ejemplo hipotético, si no se puede vender todo el café producido, ¿quién podrá vender y quién se quedaría sin comprador? Se podría suponer que los agricultores capaces de vender sus cosechas serían los que tengan el mayor presupuesto de comercialización, capacidad de ventas y acceso y control de los canales de comercialización y logística.

Digamos que eres uno de esos agricultores que no ha podido vender su café, porque nadie que aún no haya comprado al precio mínimo está dispuesto a pagar un precio mínimo tan alto. ¿Podrías botar el café al que le invertiste todo tu presupuesto y el trabajo de un año para producirlo? ¿O buscarías una forma de recuperar al menos un poco de lo que le invertiste?

Sin duda, aún quedarían personas que lo comprarían por un precio acordado, pero sería el precio mínimo establecido. Y si les vendes, fuera de lo regulado, a eso se le llamaría “dumping” (o venta a pérdida). Lo que provocaría el surgimiento de un mercado sombra para los caficultores desesperados que no han vendido su café. Y cuando esos cafés que fueron objeto de “dumping” lleguen al tostador y al mercado de consumo, desacreditarían el precio mínimo establecido.

Al hacer esto, nos dejarían efectivamente donde comenzamos, y probablemente con pequeños agricultores que tienen que vender su café por incluso menos de lo que valía antes.

zona cafeteraLa vista desde una comunidad productora de café: hermosa, aislada, rural y pobre. Crédito: Direct Origin Trading

Precio mínimo por región cafetera: ¿es factible?

Existe otro problema con el concepto de precio mínimo: los costos variables de producción en diferentes países. Esto también se planteó en algunos grupos de discusión y la propuesta que predominó fue que el precio mínimo dependía de la región cafetera. Entonces, dado que es más barato producir arábica en Brasil que en Colombia, el precio mínimo de Colombia debería ser más alto que el de Brasil.

Esto suena bien para los productores, pero en el mundo del comercio de productos básicos, las diferencias en los niveles de precios no vinculados directamente con la calidad harían que el café de algunos países sea más atractivo para los compradores que otros.

Colombia puede establecer un precio mínimo que cubra los costos de los productores, pero esto no garantiza que los comerciantes y tostadores internacionales compren a esos precios. Sin duda alguna, simplemente sustituirán aquellas regiones cafeteras que tienen precios mínimos altos por otras que tengan precios más bajos y con una calidad similar.

En regiones cafeteras con un precio mínimo alto, el sector sería exterminado o, cuando las autoridades gubernamentales se dieran cuenta de que esto estuviera sucediendo, inmediatamente se tomarían acciones. Se bajarían los precios mínimos para atraer compradores hasta que volvamos nuevamente a donde estamos ahora, en donde la oferta, la demanda y la calidad establecen el precio del mercado.

catadorCatadores hacen notas sobre la calidad de un café: algo que determinará su precio, pero que generalmente sucede independientemente del productor. Crédito: Nicholas Gonzáles,  Estas Manos Coffee Roasters

¿Si no son los precios mínimos, entonces qué es?

Déjenme aclarar una cosa: quiero que los productores tengan mejores ingresos, pero no creo que esto pueda suceder si la conversación se ve frustrada por ideas que no van a funcionar. Necesitamos preguntarnos cómo podemos mejorar la sostenibilidad económica de la industria del café. Necesitamos enfocar todos nuestros esfuerzos en esto, y no podemos distraernos con conceptos que son demasiado buenos para ser verdad.

Entonces, ¿qué otras opciones tenemos como industria?

Las formas de hacer que el cultivo del café sea sostenible económicamente para todos los agricultores son demasiadas amplias para este artículo, ya que no existe una solución rápida. Sin embargo, no debemos olvidar que el precio en un mercado eficiente está determinado por la oferta y la demanda. El mercado puede verse distorsionado por ineficiencias y manipulaciones (que deben corregirse), pero esos factores no modifican el hecho fundamental de que la oferta y la demanda controlan los precios.

La única manera de cambiar de forma sostenible el precio de todo el café es reducir la oferta o aumentar la demanda, aunque no necesariamente se deba o se pueda hacer. Los esfuerzos nacionales para aumentar la producción en todo el país tienen sentido, pero también aumentan la oferta mundial, ejerciendo una mayor presión a la baja sobre los precios.

Algunos puntos de partida valiosos son aumentar la proporción de precios FOB dirigidos a los agricultores mediante esfuerzos de transparencia, racionalizar los precios basados en el valor (calidad de taza, sostenibilidad, etc.) y reducir las distorsiones del mercado físico causadas por la actividad de negociación de futuros no vinculada a los principios básicos.

En otras palabras, no hay una solución fácil, esto requerirá de un trabajo arduo.

Si todos las personas que toman café compraran el café más costoso ya que saben que los pequeños productores tendrían mejor pago, sin duda esto sería algo genial. Sin embargo, si todos se dedican a investigar el impacto de cada una de sus decisiones de compra para beneficiar a cada parte interesada y siempre hicieran la elección más humana, no habría empresas explotadoras en el mundo. Cuando en realidad, hay muchas.

La verdad es que las personas son conscientes de los precios. Tenemos que aceptar este hecho y buscar formas de agregar valor a los productos que pueden exigir precios más altos. No podemos convencer al mercado de pagar más por el mismo producto a gran escala.

Para los productores, esto podría significar implementar medidas para mejorar la calidad de la taza y / o sostenibilidad ambiental. Para la cadena de suministro, podría significar programas y contenido de transparencia y trazabilidad. Para tostadores y tiendas, eso podría significar resaltar estos aspectos de una manera que aumente el valor de los productos para los consumidores finales.

Hay buenas noticias, varios segmentos de la industria del café están en el camino correcto. Hay más colaboración en la cadena de suministro e interés de los consumidores en la transparencia y la sostenibilidad hoy más que nunca.

El progreso está sucediendo. No es de la noche a la mañana, pero sí podemos trabajar juntos como una industria para entender y aprovechar la tecnología de la comunicación, las cosas podrían mejorar mucho para una gran parte de los productores.

¿Disfrutaste este artículo? Averigua qué más se habló en el  Primer Foro Mundial de Productores de Café

Escrito por Karl Wienhold de Direct Origin Trading.

Traducido por Alejandra M Hernández y Editado por Ricardo Gallopp R.

Todos los puntos de vista dentro de este artículo pertenecen al escritor invitado y no necesariamente reflejan la postura de Perfect Daily Grind. Perfect Daily Grind cree en fomentar el debate sobre temas de actualidad dentro de la industria y, por lo tanto, busca representar las opiniones de todas las partes.

¿Quieres Seguir Leyendo Artículos Como Este? ¡Suscríbete Aquí!

Print Friendly, PDF & Email