Coffee News: from Seed to Cup

Un Día Cotidiano en la Vida de un Productor

Ahora mismo, es la época más ocupada para los productores de Centro América. Así es, están en temporada de cosecha.

Pero, ¿cómo es un día en la vida de un productor de café? Si bien, cada finca tiene sus propias tradiciones y rutinas, únete a mí para ver un típico día de cosecha para Miriam * y su familia en Tarrazú, Costa Rica.

Read this in English A Day in a Coffee Producer’s Life

Cerezas de cafeCerezas de café maduras recién cosechadas. Crédito: Maria Fernanda Carrillo Chacon

5:20 – Levántate y Empieza

Miriam se levanta y entra a la cocina, aun frotándose los ojos para poder estar más despierta; coloca sobre una estufa una olla de gallo pinto (arroz y frijoles), que preparó la noche anterior, para calentar. En otra estufa, tiene una tetera llena de agua para tomar un café en la mañana. Al ruido de una tetera que silba, su esposo Manuel *, su hija María José * y su hijo Kristian * se levantan de la cama.

05:30 – Desayuno y Salida

La familia se reúne alrededor de una pequeña mesa redonda que está en la esquina de la cocina. Junto con el gallo pinto, hay huevos fritos, queso a la parrilla y tortillas. Miriam vierte agua caliente sobre un chorreador, una cafetera tradicional. El agua cristalina se transforma en un café espeso y oscuro. La fuerza y el olor de este es suficiente para despertarlos a todos.

cafe de ollaPreparación de café chorreado. Crédito: precio de Asha

Todo el mundo se pone las botas y comprueban que ninguna parte de su piel esté expuesta al sol. Miriam ayuda mientras María José busca su crema repelente de mosquitos. La familia se pone pañuelos sobre la cabeza, así como sombreros, para proteger la parte posterior de sus cuellos de las quemaduras causadas por el sol y las picaduras de insectos. Luego, todos juntan una canasta (una canasta que se ajusta alrededor de la cintura y se usa para depositar las cerezas de café) y saltan en la parte trasera de su camión, listos para una mañana de recolecta.

productoras de cafeEn la camioneta, dirigiéndose a los cafetos. Crédito: Maria Fernanda Carrillo Chacon

También te puede gustar El Café: Una Explicación Básica de la Semilla a la Taza

06:00 – Comienza la Recolección

La familia se acerca a la finca, mientras el rocío de la mañana se asienta todavía en las ramas. Aparcan la camioneta en una carretera cercana y saludan a un grupo de peones (trabajadores de finca) que está listo para comenzar a trabajar. En el grupo hay cuatro miembros de una familia de una comunidad indígena del sur de Costa Rica. Con la cosecha en pleno apogeo, la familia necesita manos adicionales para recolectar las cerezas antes de que se vuelvan demasiado maduras.

También te puede interesar Cerezas de Café sin Recolectar: ¿Cuál es la Solución?

Cerezas madurasCerezas de café listas para recoger. Crédito: precio de Asha

A cada persona se le asigna una calle, o una fila de cafetales para trabajar. Es una regla implícita que solo una persona escoja una calle a la vez para evitar mezclar café de diferentes lotes, estar más organizado con la selección y, lo más importante, evitar conflictos entre los recolectores.

Como a los recolectores se les paga por cajuelas (una caja pequeña de metal / madera utilizada para medir el volumen de café), saben que quienes escogen las calles con las cerezas más maduras tienen una ventaja. Por esta razón, las calles se eligen al azar, dejando que el destino decida.

recoleccion de cerezas de cafeUna canasta llena de café maduro. Crédito: Maria Fernanda Carrillo Chacon

Una vez que se seleccionan las calles, los recolectores se mueven a lo largo de las filas estrechas recogiendo cerezas de las vandolas (ramas cargadas de cerezas). Las vandolas se inclinan con el peso de las cerezas maduras, que se recogen desde la parte inferior hasta la parte superior de la planta.

El ancho de cada calle depende de la región, la variedad de las plantas y la historia de la finca. Sin embargo, la mayoría de las veces, apenas mide un metro de ancho con ramas demasiado grandes. A veces, las fincas de generaciones anteriores no tienen calles definidas ya que las plantas crecían en donde caían las cerezas del café. Pero la finca de Miriam pasó por un período de replantación; se removieron plantas que tenían hasta sesenta años. Sus calles ahora están bien organizadas.

Una vez que todas las vandolas de una planta están al descubierto, salvo por los pintones y las cerezas verdes, el recolector pasa a la siguiente planta del pasillo.

recolector de cafeRecolección en progreso. Crédito: Maria Fernanda Carrillo Chacon

10:30 AM – Comida

Todos empezaron a trabajar temprano, así que también comen temprano. María José, quien recientemente asumió el rol de Miriam de organizar el almuerzo, grita “¡Comida!”. Todo el mundo trepa por la finca montañosa a un árbol de doscientos años. Sentados a su sombra, abren su almuerzo de cafetal. La comida de hoy es tortilla, arroz, frijoles, plátano maduro frito y huevos, todo envuelto en una hoja de plátano.

almuerzo de cafetalAlmuerzo de Cafetal. Crédito: Sunghee Tark

2:30 PM – La Recolecta Finaliza con el Pago

Después del almuerzo, todos vuelven a su calle. Entre risas, historias y descansos esporádicos, las canastas continúan llenándose con cerezas rojas recién recolectadas. Cada vez que se llena una, se vacía en un saco. Todos los recolectores también llevan una bolsa pequeña para las cerezas inmaduras que recogen por error, junto con cualquier otro artículo que pueda arruinar la calidad general del café.

Las horas pasan, y cuando los trabajadores oyen “¡Ya, vamos!”, todos suben la colina con su saco de cerezas maduras. La recolección del día ha terminado, es hora de pagar.

Los recolectores vierten sus cerezas en la cajuela, la caja de metal / madera utilizada para medir el volumen de café. Esta tiene una capacidad de unos 10-12 kg de cerezas. El proceso es complejo; el estado de ánimo es enérgico. Uno a uno, los recolectores se acercan con su saco, llenan la cajuela y luego vierten su contenido en la parte trasera del camión. Todos los demás gritan la cantidad de cajuelas que cada persona ha reunido. Los ojos y los oídos de todos son los testigos cuando Kristian se sienta a anotar los números al lado de sus nombres. Y la ganadora de hoy es Ana Lucía *, quien acomuló 20 cajuelas.

seleccion de cafeMedición de café en una cajuela. Sunghee Tark

Una vez que se han medido todas las cerezas y que los sacos y las canastas se han vaciado, Miriam le  paga a cada recolector de acuerdo con las notas de Kristian. En la ciudad de Tarrazú, el salario promedio por cajuela es de USD $ 2.

bolsas de cafeSacos llenos de café recién recolectado. Crédito: precio de Asha

3:30 PM – Procesamiento

Hace un par de años, la familia de Miriam construyó un micro-beneficio. Bromean diciendo que es un micro-micro-beneficio debido a su tamaño pequeño. Han decidido procesar toda su cosecha allí, utilizando el procesamiento honey, en lugar de enviarla a una cooperativa local.

¡Aprende más! Mira Cafés de Proceso “Honey” Amarillo, Rojo y Negro: ¿Cuál es La Diferencia?

El camión se detuvo en el patio trasero, donde hay un lavabo en baldosas con un sifón o embudo. Vertieron el café en una fanega, una caja en la que caben 20 cajuelas. Por peso, en una fanega caben unos 200-230 kilogramos de cerezas de café. Y una fanega de cerezas de café equivale a un quintal (aproximadamente 45 kg) de granos verdes después del procesamiento. Hoy, el equipo recogió 5.5 fanegas.

fanegaUna fanega llena de cerezas maduras. Crédito: Maria Fernanda Carrillo Chacon

Después de vaciar el camión, María José salta hacia la cuenca de agua para abrir el grifo. El agua recircula a través de una tubería para ser reutilizada durante todo el proceso. Kristian y Miriam están cerca del chancador (una máquina despulpadora), controlando que salgan los granos. Esta máquina pela las cerezas, pero deja algo del mucílago todavía adherido.

Hay una tubería que conecta el sifón y el chancador, cuando las cerezas se dirigen al chancador, se separan automáticamente por peso. Los flotantes (cerezas que son más ligeras debido a granos defectuosos), piedras pesadas y barro se separan de las cerezas buenas en dos tuberías separadas. A partir de ahí, van a dos sacos diferentes.

¡Aprende más! Lee  Cómo Mejorar la Calidad de tu Café al Seleccionar la Cosecha

Las cerezas buenas, por otro lado, pasan por la máquina despulpadora. Miriam se sienta frente a la máquina y selecciona cualquier piel que no haya sido separada con éxito. Y a medida que se llena el contenedor de granos, Kristian lo mueve a las camas de secado.

cafe secandoseGirando café en camas de secado. Crédito: Maria Fernanda Carrillo Chacon

Mientras tanto, Manuel vacía una cama de secado que estaba llena de granos que se habían puesto a secar hace dos semanas. También mueve los granos para asegurarse de que todos tengan una exposición uniforme a la luz solar. La familia comparte la responsabilidad de esto, y lo hacen cuatro veces al día. Manuel tiene cuidado de comenzar con los granos más secos y abrirse camino hacia los más húmedos. Es importante que los granos secos no se humedezcan.

Te puede interesar ¿Cómo Mejorar la Calidad al Secar Cafés Lavados?

Luego, Manuel esparce los granos húmedos recién procesados sobre las camas para que comiencen a secarse.

cafe pergaminoEl café se seca en camas elevadas. Crédito: Maria Fernanda Carrillo Chacon

6:30 PM – Termina el Día de Trabajo 

A la puesta del sol, y después de haber lavado el beneficio, Miriam regresa a la cocina para preparar la cena para su familia. Manuel y Kristian recogen toda la pulpa extraída de los granos de café, dejándola en la parte trasera de un camión. Esta se usará en fertilizantes orgánicos en la finca. Sin embargo, el olor de la pulpa es demasiado penetrante para la familia, por lo que lo sacan de su patio lo más pronto posible en lugar de esperar hasta la mañana siguiente.

Cuando Manuel y Kristian regresan, la familia se reúne en la cocina para disfrutar de la cena. Relatan algunos incidentes graciosos del día y comparten sus recuerdos favoritos.

Finalmente, después de que todos se han duchado y Miriam y María José han terminado de preparar el desayuno y el almuerzo para el día siguiente, las luces se apagan. Son solo las 8 pm cuando la familia de Miriam se va a dormir con el sonido de los grillos cantando en el patio trasero. Mañana habrá que comenzar a trabajar temprano.

* Todos los nombres han cambiado para respetar la privacidad de las personas involucradas.

¿Te gustó este artículo? Lee El Café: Una Explicación Básica de la Semilla a la Taza

Escrito por Sunghee Tark de Bean Voyage.

Traducido por Alejandra M Hernández y Editado por Ricardo Gallopp R.

¿Quieres Seguir Leyendo Artículos Como Este? ¡Suscríbete Aquí!

Print Friendly, PDF & Email