Coffee News: from Seed to Cup

Mujeres en la Industria del Café: Lo Que Deberías Saber

Cuando se trata de mujeres en la industria del café, a veces es más fácil considerar lo que no sabemos, en lugar de lo que sabemos. Recopilar información y estudios de fuentes confiables no es tarea fácil y muchas veces estos se contradicen entre sí. Incluso cuando tenemos datos, rara vez nos dicen las causas detrás de las tendencias.

Esto no significa que debamos ignorar estos estudios; al contrario, tenemos que cambiar nuestras expectativas.

No podemos esperar frases simples y breves. De hecho, deberíamos desconfiar de cualquier estadística que parezca relevante para cualquier industria tan extensa, y tan afectada por dificultades de comunicación, como el café. ¿Cómo podemos esperar que la cifra de Islandia sea la misma que la de Indonesia? ¿Y cómo podemos esperar tener una comprensión precisa de cuánto trabajan las mujeres productoras en las comunidades indígenas remotas con canales de información limitados y fuera de su región?

Al evaluar cualquier dato, debemos tener en cuenta el contexto; debemos tener en cuenta el hecho de que no se reporta la discriminación y el acoso sexual y laboral contra de las mujeres, y las dificultades para medir y corroborar la información.

Sin embargo, lograr la igualdad de género empieza con la comprensión de lo que debe cambiar. Entonces, ¿qué sabemos de todo esto? Veamos.

Read this in English Women in The Coffee Industry: What You Should Know

TostadoraTalor Browne revisa el café recién tostado. Crédito: Talor & Jørgen

Mujeres en Regiones Cafeteras: ¿Qué Hacen?

Hay pocos lugares donde la “brecha de datos de género” es más grande que en la finca de café. La Alianza de Investigación de International Women’s Coffee Alliance (IWCA) está trabajando para remediar esto con “un proyecto de tres fases para identificar el número de mujeres que trabajan en el café y sus roles… Esta información es importante para identificar los cursos más efectivos de acción para programas, políticas y otras intervenciones para asegurar el futuro y la sostenibilidad de la industria del café”.

También te puede interesar: 8 Pasos para Construir Igualdad de Género en la Cadena Mundial de Suministro de Café

Sin embargo, hasta que esto se complete, la información actualizada y específica del café que tenemos disponible es poca. Tenemos que recurrir a los estudios de agricultura en general o un análisis de 2008 del Centro de Comercio Internacional (ITC). Este último debe ser tratado con precaución: aunque brinda información valiosa sobre la disparidad entre la participación del trabajo y el ingreso, debemos recordar que han habido muchos cambios en la última década:

Mujeres en el cafeCaptura de pantalla de la versión digital de “Mujeres en el café”, publicada en la revista trimestral del Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional, Edición 3-4 / 2008.

Según esta información, hace 10 años las mujeres estaban muy presentes en el trabajo de campo, la cosecha y la clasificación – trabajo manual requerido para producir café – . Sin embargo, tenían una representación menor en comercio, exportación y análisis o el trabajo de laboratorio: representaban a los trabajadores, no a los responsables de la toma de decisiones ni a los empresarios. Además, pocas mujeres poseían tierras o negocios,de hecho, un informe oficial de la SCAA de 2015 señaló que, en algunos países productores de café, la ley limita los derechos de propiedad de una mujer.

Si bien los datos del ITC tienen diez años, en el 2016, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) informó que las mujeres “representan alrededor del 43 por ciento de la fuerza de trabajo agrícola en los países en desarrollo” y “están especialmente desfavorecidas, con menos privilegios y derechos que los hombres. Incluso tienen un acceso más limitado a la información y servicios, se les otorga responsabilidades caseras determinadas por el género y cargas de trabajo agrícola cada vez más pesadas debido a la emigración de la población masculina”.

Falta de Recursos & Apoyo

No podemos darnos el lujo de pasar por alto esto: en el 2011, afirmó la FAO: “El simple hecho de otorgar a las mujeres el mismo acceso que los hombres a los recursos agrícolas podría aumentar la producción en las fincas de mujeres en los países en desarrollo en un 20 o 30 por ciento. Esto podría elevar la producción agrícola total en los países vías de desarrollo en un 2.5 a 4 por ciento, lo que podría, a su vez, reducir la cantidad de personas con hambre en el mundo en un 12 a 17 por ciento, o de 100 a 150 millones de personas”.

Una vez más, debemos estar conscientes de que estas son cifras de hace siete años. Sin embargo, estas indican los desafíos adicionales que enfrentan las productoras y cómo estos afectan negativamente a toda la cadena de suministro de café. También vale la pena mencionar que, en general, las mujeres en muchos países de ingresos bajos – como lo son los países productores de café – enfrentan otros desafíos, como ser el acceso limitado a atención médica o educación adecuada, tanto en comparación con los hombres y las mujeres en otros países productores.

Por ejemplo, en el África subsahariana, donde se cultiva café etíope, ruandés y ugandés, existe una discrepancia significativa entre los 15.6 millones de niños y las 18.6 millones de niñas que no les es posible asistir a la escuela.  Sin lugar a duda, debemos recordar que  estos datos variarán mucho según el país y deberían entenderse en su contexto local.

Además, es probable que las productoras de café con menores ingresos y de procedencia indígena tengan aún menos acceso a recursos, capacitaciones en café y redes comerciales necesarias para mejorar el rendimiento, la calidad y la comercialización del café.

productoras de cafeProductoras en el Estado de Limmu Fahem en Etiopia: Crédito: Joe Van Gogh Coffee

Violencia Sexual en Fincas de Café

Las mujeres no solo tienen problemas para obtener recursos y apoyo. Casi nunca se habla de la agresión sexual y la violación en las fincas de café, especialmente en los países consumidores. Sin embargo, esto es una realidad para muchos productores de café, especialmente aquellos que provienen de un estrato social bajo, como recolectores de café, migrantes, mujeres indígenas y niños.

En 2017, el Arctic and Mountain Regions Development Institute  encuestó a un número pequeño de productores de café de Nicaragua. El 25% de los encuestados, mujeres y hombres, dijeron que habían sufrido un ataque sexual. El diario guatemalteco Prensa Libre informó sobre el abuso sexual infantil entre los recolectores (nómadas) de café de Guatemala que trabajan en México a fines del 2016.

El sitio web de ELDiario.es, publicó un artículo sobre los  altos niveles de violencia sexual en las fincas cafetaleras de Honduras, particularmente entre trabajadores migrantes o de temporada. A su vez, reportaron un incremento alarmante en el número de niñas de hasta 10 años en estado de embarazo. También citaron a mujeres recolectoras que dicen que permanecen en silencio porque temen a las represalias o no saben en donde interponer las denuncias.

Cambio de Papeles, Carga Extra

Aunque las mujeres tienden a carecer de poder, con una representación menor en puestos de tomar decisiones y con menos ingresos, frecuentemente es posible ver que realizan más trabajo a diario que sus homólogos masculinos.

Como se reporta en el informe de la SCAA sobre equidad de género mencionado anteriormente, las mujeres a menudo enfrentan una “doble carga” ya que trabajan tanto en la finca como en las tareas del hogar. Según el informe,“ los hombres tenían un día de trabajo de 8 horas, mientras que las mujeres trabajaban hasta 15 horas por día”,. Esto se complica aún más por la creciente responsabilidad de las mujeres en las fincas, algo que representa un trabajo adicional pero, posiblemente, también el potencial de una mayor influencia en el futuro.

En el 2017, la FAO informó que la migración de hombres fuera de las zonas rurales hace que el número de mujeres que trabajan en fincas en la agricultura aumente, esto es algo que brinda oportunidades de empoderamiento, aunque también resalta la falta de igualdad de movilidad entre ambos sexos. Adicionalmente, dentro de la industria del café, las generaciones más jóvenes están recurriendo a nuevos oficios y a menudo se trasladan a las ciudades en busca de un mejor salario.

Deberíamos enfocarnos en  que las mujeres, como lo informa la FAO, tengan posibilidades de tener esta oportunidad sin verse obligadas a asumir mayores cargas de trabajo. A su vez,  podemos esperar que esto pueda llevar a un futuro donde las productoras tengan más poder y una voz más fuertes.

Lee más Historias de Productores: Por Qué un Joven Salvadoreño Regresó al Café

Mujer en finca de cafeMary Vázquez, una productora de café de Aldama en Chiapas, México, y su primer café de proceso natural en Finca Paraíso. Crédito: Cafeólogo

Trabajos de Mujeres y Tiendas de Café

Pasemos de la finca de café a la tienda de café: ¿quién es el gerente en tu café local? ¿Y cuánto le pagan?

Al igual que en la producción de café, debemos prestar atención a la repartición del trabajo. En 2017, PayScale registró una brecha salarial de género del 13.6% en los Estados Unidos para alojamiento y servicios de alimentación. También mencionó que la mayor barrera para la igualdad salarial era la “igualdad de oportunidades”; si bien todavía había una brecha salarial al comparar la remuneración de hombres y mujeres con el mismo título laboral, era menos probable que las mujeres ocuparan puestos mejor remunerados.

También debemos considerar otros problemas de igualdad y cómo pueden estar relacionados con el género. La brecha salarial aumenta para las mujeres afrodescendientes, asiáticas y de minorías étnicas. La brecha salarial LGBT + ha sido difícil de analizar: algunos estudios sugieren que las personas LGBT + pueden ganar más que sus homólogos heterosexualesotros estudios dicen que ganan menos. Sin embargo, las personas LGBT + generalmente enfrentan barreras significativas en el lugar de trabajo, que pueden variar enormemente según el país. Las mujeres lesbianas y bisexuales también son más propensas a tener problemas de salud mental, lo que puede indicar una falta de apoyo en el trabajo.

Las mujeres con discapacidad pueden enfrentar discriminación y su lugar de trabajo no siempre se acomoda a lo que necesitan. Además, un 26% menos de interés de los empleadores por los solicitantes con alguna discapacidad también puede crear presión para que no renuncien a su lugar de trabajo actual. Cuando un empleado se siente incapaz de renunciar, esto los hace vulnerable.

Porque cuando las mujeres no ocupan puestos de poder, no solo reciben un salario menor – también corren más riesgos de alterar su estabilidad laboral, e incrementa la posibilidad deo de acoso, de discriminación y mucho más.

charla de cafeAndrea Allen habla sobre la administración de las tiendas de café y la capacitación de los baristas en La Marzocco Cafe en Seattle, Washington, EE. UU. Crédito: Onyx Coffee Lab

La Falta de Mujeres en el Escenario mundial

El World Barista Championship (WBC) nunca lo ha ganado una mujer. Y con el tiempo, su presencia en las finales ha disminuido. En sus primeros seis años, las mujeres constituyeron el 10% de los finalistas. El 2007 fue un año de oro para las mujeres en los concursos de café, con cuatro mujeres finalistas: Heather Perry de EE. UU., Miyuki Miyamae de Japón, Anna Kaeppeli de Suiza y Silvia Magalhaes de Brasil. Sin embargo, en los últimos nueve años, que se extendieron desde el 2009 hasta el 2017, solo dos mujeres han logrado sobrevivir: Miki Suzuki de Japón (2017, 2012, 2011) y Charlotte Malaval de Francia (2015, 2016).

El World Brewers Cup (WBrC) dista de tener un mejor escenario: desde el año 2011, ninguna mujer ha ganado el título. Y aunque las mujeres han ganado algunos de los otros concursos de café, como el World Latte Art Championship, estos no son tan populares como  el WBC y el WBrC.

Dado que el género no tiene ningún impacto en la habilidad para hacer café, debemos preguntarnos qué causa esta discrepancia. En términos generales, menos mujeres llegan al WBC. ¿Es esto una muestra de que hay menos mujeres compitiendo? Los campeonatos mundiales están precedidos por numerosas competiciones clasificatorias en el país y solo World Coffee Events podría hacer un análisis estadístico sobre si el avance de las mujeres a la siguiente etapa, en todas estas competencias, es poco probable que suceda.

Incluso si las mujeres tuvieran menos posibilidades de avanzar, ¿sería esto indicativo de un sesgo de evaluación o de menos recursos y tiempo de capacitación? Y si las mujeres realmente progresan bastante bien a través de las competencias, y la explicación más grande radica en que solo la menor parte elige competir, ¿cuál es la causa de esto: la forma en que se comercializan las competencias? ¿La forma en que las mujeres a menudo están culturalmente condicionadas para ser menos competitivas? ¿Falta capacitación y recursos disponibles para las mujeres? ¿Menos mujeres en puestos gerenciales en tiendas de café? O, lo que es más probable y alarmante, ¿es una combinación de todo lo anterior?

Lee la historia de una Barista campeona en Entrevista a Andrea Allen: ¿Dónde Se Encuentran las Mujeres en las Competencias de Café?

ganadora de campeonato de cafeMiki Suzuki y Mie Nakahara. Crédito: Miki Suzuki

Detrás de escenas: Mujeres Tostadoras & su Visibilidad

Si la apariencia para un campeón barista es masculina, también lo es la de un tostador de café. Lamentablemente, existen pocos datos sobre la brecha de género en el sector de tueste. Lo que sí podemos decir es que, en Perfect Daily Grind, notamos una mayor división de género con artículos de tueste (incluso con la mayoría de ellos escritos por mujeres).

Al igual que en las competencias de baristas, una mujer nunca ha ganado en el campeonato para tostadores (aunque Joanna Alm de Suecia ha estado entre los cuatro primeros tres de las cinco veces que ha competido).

Shestheroaster trabajan para apoyar a las mujeres en la industria de tueste de café, ofreciendo eventos, recaudando y distribuyendo fondos, y así cambiando la imagen de los tostadores de café.

mujer tuesta cafeClara Svensson tuesta café en “Koppi Fine Coffee Roasters”. Crédito: Koppi Fine Coffee Roasters

¿Una sombría perspectiva o hay razones para ser optimista?

No es solamente la industria del café la que afronta la desigualdad de género. En 2017, el Foro Económico Mundial (FEM) informó que tomará 100 años para que los hombres y las mujeres logren la igualdad; 217 para la plena igualdad económica. Trágicamente, en el 2016, estas cifras se mantuvieron en 83 y 170 años respectivamente. Es la primera vez desde que comenzó a registrar datos que el FEM ha encontrado niveles decrecientes de progreso.

Con esto en mente, es fácil tener sentimientos de tristeza con respecto al Día Internacional de la Mujer en el presente año, 2018. Sin embargo, hay muchas organizaciones valiosas que trabajan para mejorar las condiciones de las mujeres en la industria del café. Ya hemos mencionado algunas, pero hay muchas más de las que deberíamos hablar.

IWCA, que tiene capítulos en todo el mundo, trabaja para “empoderar a las mujeres en la comunidad cafetalera internacional para lograr vidas significativas y sostenibles; y alentar y reconocer la participación de las mujeres en todos los aspectos de la industria del café”. La organización lleva a cabo varios proyectos nacionales basados en la mejora de la equidad y la producción de café, a través de la construcción de infraestructura, la capacitación y la investigación.

Partnership for Gender Equity, que es parte del Instituto de Calidad del Café, ha adoptado un enfoque metodológico sobre la cuestión de la desigualdad de género. Han elaborado siete principios para que la industria del café los siga, y también están desarrollando herramientas para que las utilicen las diversas empresas.

Barista Connect  es una serie de eventos de café “dedicados a mejorar la igualdad al empoderar e inspirar a las mujeres en diversos roles dentro de la comunidad cafetera internacional”. Los conferencistas de toda la cadena de suministro conducen presentaciones y talleres para las asistentes.

#Coffeetoo es un movimiento popular diseñado para contrarrestar el acoso y el abuso sexual en la industria del café, algo que, si bien su impacto en los hombres no se debe pasar por alto, afecta principalmente a las mujeres.

Nuestro objetivo como industria del café, debería ser no simplemente no aceptar la igualdad. Debemos trabajar por el aumento de la representación, poder y pago a mujeres, para poder traer estos estándares igual a los de los hombres. Esto empieza con entender los retos que las mujeres enfrentan en todos los niveles de la industria, así como también saber cómo varían estos desafíos de acuerdo al país, cultura y otros problemas de igualdad. Solo cuando logremos entender un problema podemos luchar contra él.

Descubre más en 8 Pasos para Construir Igualdad de Género en la Cadena Mundial de Suministro de Café

Escrito por Tanya Newton.

Traducido por Alejandra M Hernández y Editado por Ricardo Gallopp R.

¿Quieres Seguir Leyendo Artículos Como Este? ¡Suscríbete Aquí!

Print Friendly, PDF & Email