Coffee News: from Seed to Cup

¿Qué Hacen los Productores Durante el Año?

Producir café va más allá de simplemente sembrar árboles y recoger sus cerezas. Aunque el período de cosecha puede durar pocos meses, los productores están ocupados todo el año administrando sus campos, preparando la tierra, experimentando con nuevas estrategias y más.

Me contacté con Marlon Del Valle de finca AGROCAF y Aiddé Pérez de Finca Alta Luz, ambas ubicadas en Huehuetenango, Guatemala, para saber más de su trabajo. Y esto fue lo que descubrí.

English Version: A Coffee Producer’s Year: What Do Farmers Do?

Árboles de café en fincaPlantas de café en AGROCAF, Huehuetenango, Guatemala. Crédito: Marlon del Valle

El Semillero y Almácigo 

El primer paso de un productor siempre es la preparación del semillero y almácigo. El semillero es donde ocurre la germinación de las semillas y por ejemplo, en Guatemala, es aconsejable prepararlo entre marzo y abril. Como es una estación seca, el riesgo de que la planta atraiga una enfermedad es mínimo.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que la mejor temporada también puede variar según la altitud (según Anacafé, el 85% del café de Guatemala es de altura).

1. El Semillero

En esta etapa, Marlon y Aiddé me dicen que trabajan en lo siguiente:

  • Las características ambientales del semillero: humedad, aire y temperatura.
  • El sustrato: idealmente es arena de río lavada o tierra rica en materia orgánica, entre 10 y 15 cm de profundidad.

Luego, ellos:

  • Siembran las semillas a unos 2 cm de profundidad y las cubren con material vegetal.
  • Después de 40 días, empiezan a retirar gradualmente la cubierta (asegurándose de que haya sombra entre 70 cm y 1 m sobre el suelo).
  • Después de aproximadamente 70 días, las dos primeras hojas de la plántula (las hojas de cotiledón o chapolas) estarán abiertas, esto significa que está lista para pasar al almácigo.

VER TAMBIÉN: Una Guía de los Cafés de Guatemala

Plántulas de café listas para sembrar en fincaAlmácigo en finca la Vega en San Pablo, San Marcos, Guatemala. Crédito: Ana Villatoro

2.El Almácigo

En el almácigo, las plántulas pueden crecer fuertes y saludables hasta que estén listas para sembrarlas en la finca. Dado que esto es 70 días después de la siembra en el semillero, puede que esto ocurra entre mayo y junio en fincas de mayor altitud en Guatemala.

Según Marlon y Aiddé, los productores deberían hacer lo siguiente:

  • Asegurarse de que el almácigo tenga buen acceso al agua y esté alejado de posibles fuentes de contaminación.
  • Usar sustrato de 50% de tierra negra y 50% de fertilizante orgánico.
  • Exponer el sustrato al sol durante varios días, volteandolo periódicamente para reducir el riesgo de plagas y enfermedades.
  • Usar bolsas de polietileno o bandejas de plástico reutilizables de aproximadamente 7 por 10 cm para las plántulas.
  • Aplicar periódicamente métodos de control de malezas y fertilización (la agricultura orgánica requerirá, por supuesto, diferentes métodos).
  • Después de 20 días, volver a sembrar las plántulas que muestran signos de marchitamiento.

Plantas de café en viveroAlmácigo en finca Alta Luz en Huehuetenango, Guatemala. Crédito: Aiddé Pérez

Preparar el Último Trasplante

En Guatemala, normalmente durante la temporada de lluvias, después de unos 6-9 meses en el almácigo, las plantas de café se pueden transportar al campo. Los productores reconocen cuando están listas por el número de hojas: debe de haber un mínimo de seis pares.

Sin embargo, eso no significa que los productores no hagan algo mientras tanto. Necesitan preparar el suelo (y también administrar, cosechar y procesar su cosecha actual).

Al preparar el suelo, los productores deben prestar atención a:

  • La ubicación: necesitan decidir dónde plantar las plántulas, teniendo en cuenta la cantidad de sombra, el acceso a los cultivos, el diseño de la planta (filas, triángulos, curvas …), la distancia entre las plantas y más. La variedad de café, el terreno y el clima local determinarán la distribución exacta; sin embargo, mis entrevistados enfatizan que quieren al menos 1 m² entre árboles.
  • Los árboles de sombra: estos pueden regular las condiciones ambientales, retener humedad, proteger las plantas del viento, prevenir el desarrollo de malezas y más. Los productores deben considerar cuidadosamente la cantidad de sombra en función de la variedad, la temperatura y las horas de sol en la finca. También deben considerar qué tipo de sistema de sombra quieren usar.
  • Dos o tres meses antes de la siembra, los agricultores deberían comenzar a preparar los agujeros. Mis entrevistados me dijeron que generalmente cavan huecos de 30 cm de ancho, 30 cm de largo y 30 cm de profundidad. Es importante que estos no se excaven con demasiada antelación o demasiado tarde, pues así se pueden proteger de la erosión.

Cuando llegue el momento de transportar las plantas, los productores deberían:

  • Seleccionar las plantas más fuertes.
  • Con cuidado, transportarlas desde el almácigo y retirar la bolsa de plántulas.
  • Verificar que las raíces estén sanas.
  • Asegurarse de que la tierra alrededor de los árboles esté bien empacada y bien regada.

Árboles de café bajo sombraCafé plantado bajo árboles de sombra  en  finca AGROCAF. Crédito: Marlon del Valle

Nutrición & Gestión

Un mes después del cultivo, los productores deberán de comenzar a fertilizar el suelo. Sin embargo, antes de comenzar, necesitan preparar el fertilizante y también hacer un análisis de suelo.

Algunos agricultores eligen utilizar fertilizantes orgánicos hechos de compost y pulpa de café; otros optan por fertilizantes químicos. Mis entrevistados sugirieron que, con fertilizante orgánico, los productores deberían usar alrededor de 12 kg de pulpa descompuesta por árbol.

VER TAMBIÉN:  Perspectiva del Productor: Producción de Café Orgánico en Guatemala

Después de la primera siembra, Marlon y Aiddé recomiendan que los productores fertilicen aproximadamente cada cuatro meses, dependiendo de la condición del suelo y los factores locales. Además, también deben asegurarse de fertilizar cuatro meses antes de la cosecha.

Además del manejo del suelo, los productores deben revisar regularmente los árboles en busca de signos de enfermedad o daño de plagas. También deberían podarlos para mantener altos los niveles de producción.

Camino en medio de cafetalesFinca Chicharros en El Palmar, Quetzaltenango, Guatemala. Crédito: Ana Villatoro

Cosecha

Para la mayoría de los productores, la cosecha es una de las partes más activas del ciclo de cultivo. La  primera generalmente tiene lugar en tres o 4 años después de la siembra. En Guatemala, a gran altura, es entre diciembre y marzo. En altitudes más bajas, puede comenzar a principios de  octubre. (No olvides que la preparación del semillero también comienza en marzo, lo que la hace una temporada agitada para los productores).

En primer lugar, los productores deben recolectar las cerezas. Muchos productores especializados las recogen a mano usando un sistema llamado “recolección selectiva”, en el que solo se recogen las cerezas maduras, esto asegura mejores sabores en la taza final. Algunos productores, sin embargo, usan máquinas de recolección. Los productores especializados que usan maquinaria normalmente separan las cerezas maduras de las inmaduras después de la cosecha.

VER TAMBIÉN: Recolección a Mano Vs Recolección Mecánica: Pros & Contras

Incluso si las cerezas se seleccionan a mano, por lo general se seguirán clasificando para detectar defectos después de la recolección. Esto implica poner las cerezas en agua y eliminar cualquiera que flote.

Cerezas de café madurandoseCafé madurando en Finca Alta Luz, Huehuetenango, Guatemala. Crédito: Aiddé Pérez

Procesamiento, Secado y Almacenaje

Ahora, es momento para el procesamiento. Hay muchos métodos de procesamiento, pero los más comunes son el húmedo o lavado, el seco o natural, el honey y el despulpado natural. La elección del método determinará el tiempo de procesamiento y secado, el perfil de sabor del café, el trabajo y métodos de control de calidad, la infraestructura y más.

VER TAMBIÉN:  Proceso 101: Lavado, Natural Y Honey Producción de Café

De acuerdo con el  Green Book de Anacafé, el 98% del café de Guatemala usa el proceso de lavado. Sin embargo, los naturales y los despulpados naturales son comunes en países como Brasil, y Costa Rica incluso se ha hecho famosa por sus honeys.

No importa el método de procesamiento, el café debe secarse lentamente hasta que alcance un contenido de humedad del 10-12%. Se puede hacer en secadoras mecánicas, pero la mayoría de los productores de especialidad intentan hacerlo bajo el sol, ya sea en patios o camas elevadas.

VER TAMBIÉN: ¿Cómo Mejorar la Calidad al Secar Cafés Lavados?

Después de que el café se haya secado, se empaca en bolsas de 60-70 kilos (o, en grandes beneficios en países como Brasil, en bolsas aún más grandes) y se deja reposar antes de exportar. Durante este tiempo, debe almacenarse en una bodega con humedad, temperatura y nivel de luz estables.

Patio de casa de caficultorTrabajadora en el patio en Finca Alta Luz. Crédito: Aiddé Pérez

Mientras los granos se secan, reposan y se almacenan, los productores tienen mucho para mantenerse ocupados: también están atendiendo a sus plántulas, podando sus árboles, fertilizando la tierra y buscando signos de plagas.

Luego están todas las decisiones comerciales, las opciones de mercadeo, las negociaciones de ventas y la administración del personal. Marlon me dijo: “Cuando empiezo un nuevo año, lo primero que pienso es en mejorar la calidad de la producción y lograr mejores precios en los mercados extranjeros”.

El año de un productor no se detiene, siempre hay algo que hacer en la finca. Pero vale la pena: como los padres de Aiddé comentaron: “Lo que [nuestro trabajo] da es un tesoro”.

Escrito por Ana Villatoro. Todas las entrevistas fueron realizadas en español y traducidas por el autor.

Traducido por Alejandra M Hernández y editado por Karla Boza

Perfect Daily Grind

¿Quieres Seguir Leyendo Artículos Como Este? ¡Suscríbete Aquí!

Print Friendly, PDF & Email