Coffee News: from Seed to Cup

Entrenamiento de Barismo: Cómo dar Retroalimentación Valiosa

Observaciones significativas y bien estructuradas son las diferencias entre un barista que está en constante mejora y uno que continua haciendo malos cafés lattes, ofreciendo el mismo mal servicio al cliente y molestando a sus compañeros baristas una y otra vez.

Pero aprender a dar una buena retroalimentación a veces puede ser tan difícil como aprender a preparar en un V60, y los gerentes y dueños de cafés, a diferencia de los baristas, no tienen a nadie para entrenarlos.

Entonces, si no es sencillo para ti dar una retroalimentación a tu personal, sigue leyendo. Tenemos varios consejos que te ayudarán.

English Version: Barista Training: How to Provide Meaningful Feedback

Barista haciendo arte latteUn barista hace arte latte cuidadosamente en una competencia. Crédito: Aaron Johnathon

Mejora Las valoraciones de tu Barista

El primer paso para dar buenos comentarios es evaluar con precisión a tus baristas. Después de todo, no hay algo más molesto que cuando un gerente realiza una retroalimentación injusta o inexacta.

Las evaluaciones no deberían comenzar cuando te estás preparando para una sesión de comentarios, sino más bien desde el primer día que contratas a tus baristas. Puede ser formal, diciéndole al barista que su desempeño laboral será medido a lo largo del trabajo y luego registrado  para ver cómo lo hace. De forma alterna, la evaluación puede ser informal, por lo que simplemente toma notas sobre lo que hace bien y qué puede mejorar.

Vale la pena considerar varios factores: ¿qué dicen otros miembros del personal sobre el barista? ¿Qué dice la información (por ejemplo, velocidad de trabajo)? Haz que los clientes hagan comentarios, ¿buenos o malos? ¿Cuáles han sido sus experiencias? Y, lo más importante, ¿cómo cree el barista que lo ha hecho? ¿Qué áreas él ve que puede mejorar? ¿Puede proporcionar razones para un ritmo de trabajo lento o llegadas tardes?

También podrías hacer una lista de habilidades clave que tienen los buenos baristas. Incluso si no compartes esta lista con los baristas, te ayudará a no pasar por alto ningún punto.

VER TAMBIÉN: Capacitación: Cómo Mejorar Tu Carrera o Negocio en Café

Barista hacer arte latteBarista hace arte latte

Considera Cuántos Comentarios Son Demasiados

Los buenos comentarios pueden inspirar a los baristas a mejorar. Los malos comentarios pueden desmotivarlos, debilitar su confianza y hacer que se molesten contigo. Y uno de los puntos clave aquí es la cantidad de comentarios que estás dando.

Hay muchas áreas en las que una persona puede trabajar para mejorar a la vez. Si bien puede haber varias  áreas en las que te gustaría que tu barista mejorara, verás un mayor éxito a largo plazo si enfocas primero algunos pocos problemas.

Por supuesto, hay excepciones a esto. Si los problemas se relacionan, esto puede justificarlos todos juntos. Sin embargo, puedes presentarlos todos como un problema con múltiples facetas.

Del mismo modo, si tu retroalimentación no es solo sobre la mejora de habilidades, sino sobre una mala actitud o comportamiento deficiente, entonces es importante abordar esto de inmediato. Y cualquier problema de seguridad debe ser de máxima prioridad.

Mujeres baristas en trabajoMujeres en el trabajo en Communal Coffee, Texas. Crédito: Communal Coffee

Mantén los Comentarios a un Nivel Apropiado

Si tu barista es nuevo en la profesión, y aún está aprendiendo cómo sacar un espresso, no tiene sentido decirle que mejore la creación de bebidas exclusivas. Y aunque ese es un ejemplo extremo, es relevante en cada etapa del viaje de un barista.

Algunas tareas son más difíciles que otras. La retroalimentación debe centrarse en las cosas que los baristas pueden mejorar a corto plazo. Los objetivos deben ser alcanzables para que sean motivadores.

Barista trabajandoBarista detrás de la barra

Piensa en Cómo dar Retroalimentación

Algunas veces los comentarios en grupo son apropiados; la mayoría de las veces, una sesión de uno a uno es mejor. Sentarse con un café creará una atmósfera diferente a la de estar de pie en el cuarto de almacenaje. Y la privacidad es importante.

Además de esto, ten en cuenta la frecuencia con la que haces comentarios. Las evaluaciones regulares son útiles, especialmente para los nuevos baristas. No esperes hasta que haya un problema para hablar con el personal.

Listo para usar el tamper en el caféBarista listo para usar el tamper. Crédito: Middle State Coffee

Realiza los Comentarios en Contexto

A veces, los comentarios pueden parecer como de “sentido común”. Sin embargo, si fuera obvio para tu barista, probablemente no habría hecho lo que sea sobre le quieras hablar. Siempre explica por qué y, en nombre de la justicia, pregúntale su  lado de la historia.

Por ejemplo, tal vez tu barista dejó una caja que bloqueaba la salida de incendios. Pero quizás, lo hizo porque vio a una persona con muletas que necesitaban ayuda para llevar su orden, y no se detuvieron a considerar el riesgo potencial (¡o bien!) que estaban creando.

Además, a veces los baristas no pueden ver por qué ciertos comentarios son relevantes o importantes. Para que sea más significativo para ellos, intenta conectarlo a objetivos a largo plazo. Por ejemplo, “Sé que quieres ver desarrollo profesional, pero si alguna vez quieres ser un líder de turno, debes mostrarme que tienes el potencial para la gestión de personas. Me gustaría ver que seas más paciente con los nuevos baristas “.

Preparando V60Preparando un V60 en Quentin Café, México City. Crédito: Ana Valencia

Enfocarse en Maneras de Mejorar

Es fácil decirle a tus baristas lo que están haciendo mal. Puede ser más difícil explicar qué mejorar. Antes de comenzar una sesión de retroalimentación, asegúrate de conocer las formas específicas en que te gustaría que el barista mejore.

Tomemos nuestro ejemplo anterior, el del barista que está ansioso por más responsabilidad pero se frustra con los nuevos miembros del personal que cometen errores. Puedes decirle que, en lugar de chasquear, permanezca tranquilo para no aturdir al barista más nuevo y causar más retrasos. También podrías sugerirle que ofrezca algún tipo de capacitación rápida al miembro del equipo durante un período más tranquilo.

Al dar sugerencias sobre cómo mejorar, le facilitas al personal poner tus comentarios en práctica. También centra la discusión en acciones en lugar de el rendimiento, que puede parecer menos crítico.

CappuccionosArte latte por baristas aprendices.  Crédito: The Baristas Coffee School

Recuerda Felicitar

Es importante reconocer lo que hacen bien tus baristas, ya sean habilidades técnicas, servicio al cliente, trabajo en equipo, confiabilidad, atención a los detalles o algo completamente diferente. Decirle a tu personal esto, no solo los motivará, también asegurará que sigan haciéndolo.

Es posible que hayas oído hablar de “the praise sandwich”. Esto significa dar una retroalimentación positiva, seguida de una negativa, seguida por más positivas. Esto puede ayudar a que los comentarios parezcan menos intensos, pero algunas personas pueden encontrarlo poco sincero. Encuentran que devalúa los elogios que les da su gerente.

Otro enfoque puede ser proporcionar una amplia retroalimentación positiva (por ejemplo, “servicio al cliente”) pero áreas específicas por mejorar (por ejemplo, “atención a los detalles cuando se limpia, especialmente la máquina espresso”). Esto puede hacer que el personal sienta que todavía les está yendo bien en general.

Sin embargo, como elijas dar tu observación, es importante que esta tenga un buen equilibrio entre los aspectos positivos y negativos. Siempre se pueden encontrar áreas de elogio, incluso entre los nuevos baristas con mucho que aprender. Por ejemplo: “Estoy impresionado por la rapidez con la que estás mejorando”, “Tienes una gran actitud, y te lo agradezco”, “Te tomas bien los comentarios”, “Tienes una buena ética de trabajo” o “Preguntas si no estás seguro, y eso está bien “.

Barista vaporiza leche para un latteBarista vaporizando leche. Crédito:  Huckleberry Roasters

Dale al Barista Oportunidad de Responder

Es poco probable que los baristas tomen la retroalimentación si sienten que es injusta o no la entienden. Invítalos a que hagan preguntas. Dependiendo del tipo de retroalimentación que hayas dado, podrías decirles si entienden por qué es importante. Recuerda, un liderazgo fuerte no significa ser autoritario, significa liderar a tu equipo para que lo haga mejor.

También puedes ver que estas preguntas resultan en una agradable sorpresa. Es posible que tu barista esté sentado con aspecto testarudo solo para decirte: “Estoy enojado conmigo mismo por cometer este error. Así es como planeo mejorar: … “

Reunión de baristas en caféGerente lidera una reunión con el personal. Crédito: Good Folks Coffee

Verifica la Retroalimentación

La gente hace el mejor progreso cuando hay una sensación de continuidad. Si le pidiste a un barista que trabaje en algo, coméntaselo en la próxima sesión. Pregúntale si siente que ha mejorado y luego da tu opinión.

También puedes, al proporcionar nuevas áreas para mejorar, ponerlo como progreso. Por ejemplo, “Hemos estado trabajando para mejorar tus descripciones de los diferentes cafés y realmente has mejorado. Bien hecho. Ahora trabajemos en hacer buenas recomendaciones de bebidas y ventas cruzadas “.

Hacer esto aumenta la sensación de autoestima y motivación de los baristas. También les muestra el valor de la retroalimentación y les ayuda a verla no como una crítica, sino como una oportunidad.

Barista trabaja en equipoBarista trabajando, preparando un café de Etiopía en un Chemex. Crédito: Vertical Thinking

Es difícil brindar comentarios significativos, bien estructurados y centrados en la acción, pero obtendrás las recompensas: personal motivado, mejoras reales y un sentido de progreso profesional. La retroalimentación es una oportunidad, no es algo para evitar, ya seas el barista o el gerente.

Escrito por  Tanya Newton.

Traducido por Alejandra M Hernández

Perfect Daily Grind

¿Quieres Seguir Leyendo Artículos Como Este? ¡Suscríbete Aquí!

Print Friendly, PDF & Email