Coffee News: from Seed to Cup

Cómo Berg Wu Campeón Barista Ganó su Título en el 2016 World Barista Championship

Estamos a solo unos días de tener un Campeón del 2017 World Barista Championship, pero ¿qué se necesita para ganar una de las competiciones más prestigiosas de la industria del café? El campeón mundial de 2016 Berg Wu y su esposa Chee Lu tienen las respuestas.

A principios de este año, me uní a Berg y Chee en el viaje de Ally Coffee Champions, una gira por algunas de las mejores fincas de Brasil. Entre conocer productores y probar muestras de café, compartieron conmigo la historia de cómo un ingeniero eléctrico se convirtió en una de las personas más célebres de la industria.

English Version: How 2016 World Barista Champion Berg Wu Won His Title

Barista en máquina espressoBerg Wu detrás de la barra en Cafebras durante  Ally Coffee Champions tour. Crédito: Angie Molina

Mentes Ambiciosas

Berg y Chee son emprendedores de corazón. Me dijeron que, mientras Berg estudiaba, no podía comprar café todo el tiempo. En lugar de quejarse, decidió tomar el asunto con sus propias manos y aprender a prepararlo. Una vez que descubrió que era bueno en eso, la pareja compró un carrito de café y comenzó a vender café. Después de todo, ¿por qué no aprovechar al máximo sus habilidades?

Más tarde, vieron la oportunidad de abrir una tienda de café: Simple Kaffa en Taipei, Taiwán. No fue fácil; comenzar un nuevo negocio nunca lo es. Pero mientras Berg dedicaba todo su tiempo al café, Chee apoyó la iniciativa trabajando como intérprete.

Es este espíritu emprendedor y ambición (¡sin mencionar la pasión por el buen café!) lo que llevó a Berg a competir año tras año. Y estos rasgos ciertamente ayudaron al equipo de esposos a llevarse el trofeo a casa.

Barista campeón con su esposa y trofeoBerg Wu,  campeón de World Barista Championship, con su esposa  Chee Lu 2016, Crédito:  Ally Coffee

Estrategia

La ambición no puede tener éxito sola. También necesitas una estrategia.

VER TAMBIÉN:Entrevista con El Campeón del World Brewers Cup, Tetsu Kasuya

Berg y Chee me dijeron que, la primera vez que Berg compitió, se posicionó muy bien en el campeonato nacional. Mientras que otros pueden haber estado satisfechos con esto, ellos no lo estaban. En cambio, se preguntaron qué más necesitaban hacer para ganar.

La solución reside en un excelente conocimiento del inglés y del café de Chees, y también de su dedicación sobre su objetivo. Ella decidió convertirse en juez sensorial internacional, sabiendo que esto le permitiría una mayor comprensión de las reglas del evento, los sistemas de puntuación y las expectativas de los jueces.

Con este conocimiento, Berg pudo crear una presentación diseñada específicamente para impresionar a los jueces y obtener buenos puntajes.

Un Equipo de Apoyo

Chee me dijo que Berg diseñó su rutina de competición solo, pero eso no significa que no tuviera apoyo. Mientras él se enfocaba en la competencia, ella capacitaba a su equipo de la tienda de café y le brindó una valiosa experiencia.

De hecho, Berg y Chee creyeron fuertemente que había sido un esfuerzo en equipo y llevaron a todo su personal a Dublín al Campeonato. Berg no solo se sacó ventaja de esto al saber que estaban allí para apoyarlo, sino que también les mostró lo importantes que eran para él.

Además, Berg estaba tan decidido a incluir a su equipo que decidió presentar su presentación en taiwanés. Quería que todos sus amigos y familiares entendieran lo que estaba diciendo. Chee se unió a él en el piso de la competencia y tradujo sus palabras para los jueces.

Mamá con hijo en cataciónChee Lu toma café con su hijo: el éxito no sucede solo. Crédito: 揩熱姊姊

Experimentación Constante

Cada pequeño detalle importa al competir en un escenario mundial. Para asegurarse que Berg sirviera el mejor café posible a los jueces, Berg y Chee experimentaron con cada variable.

Berg se dio cuenta de que los portafiltros calientes calentaban su espresso y oscurecían el delicado aroma floral de su café de competencia: un Geisha de Panamá de Finca Deborah. En respuesta, trató de enfriarlo con agua helada. ¿El resultado? Un café más aromático que deleitó a los jueces.

Y tres días antes del Campeonato, Berg y Chee no estaban de visita en Dublín. Estaban sentados comparando diferentes marcas de leche. Las marcas disponibles en Irlanda son diferentes a las de Taiwán, y Berg no quería que nada afectara la calidad de su café. Así que compraron todas las leches que pudieron encontrar y las probaron con el café, tanto calientes como frías. Aunque solo usó 0.3 cm de leche en su rutina, el mínimo permitido por World Coffee Events, tuvieron que encontrar la mejor. (Más tarde, en el viaje de Ally Coffee Champions, Berg compitió y ordeñó una vaca y luego sirvió café con leche. Sin duda, sus experiencias en Dublín lo ayudaron, ya que una vez más fue coronado como el ganador).

Grupo de baristas catandoCatando en Simple Kaffa. Crédito: Berg Wu

Ganar el World Barista Championship requiere muchas cosas: habilidades técnicas excepcionales, pasión, buen café, familiaridad con el equipamiento. Y como demostraron Berg y Chee, también requiere de ambición, estrategia, apoyo y experimentación.

Sin duda, el próximo Campeón de World Barista Championship demostrará habilidades impresionantes similares, y una historia igualmente impresionante.

Escrito por Angie Molina

Traducido por Alejandra M Hernández

Ten en cuenta: este artículo fue patrocinado por Ally Coffee.

¿Quieres Seguir Leyendo Artículos Como Este? ¡Suscríbete Aquí!

Print Friendly, PDF & Email