Coffee News: from Seed to Cup

El Gran Debate de los Filtros de Café: ¿Blanqueados o Sin Blanquear?

,

Filtros de café: son pequeños, modestos e importantes para un gran sabor en el café. Pero si tú – como la mayoría que preparan café – utilizas filtros de papel, ¿debes comprarlos blanqueados o sin blanquear? ¿Qué puedes hacer para evitar el sabor a papel en tu café? ¿Y hay algo más que deberías estar buscando? Sigue leyendo para averiguarlo.

English Version: The Great Paper Coffee Filters Debate: Bleached vs Unbleached

filtros de cafe

Café preparado en una Kalita Wave usando un filtro blanco. Crédito: The Cappuccino Traveler

Origen del Papel de Filtro

Mientras que el filtro de tela ha estado desde mucho tiempo, el filtro de papel apareció solo hasta el siglo 20. Melitta Bentz, ama de casa y una ávida bebedora de café de Dresden, Alemania del Este, estaba cansada de encontrar partículas en su café. Ella sabía que debía haber una forma más fácil y mejor de filtrar su café.

Después de experimentar con diferentes materiales y métodos, finalmente decidió probar el papel absorbente de su hijo. Cortó un pedazo, lo puso en una taza de metal, añadió la molienda y procedió a verter el agua sobre esta, se dió cuenta de que no había tantas partículas en su café; entonces sacó una patente.

Y así, el 8 de julio de 1908, el filtro de papel para café  se patentó como un “Dispositivo filtro revestido con papel de filtro.” Ese mismo diciembre, la señora Bentz fundó la compañía Melitta Bentz, y el resto es historia.

Hoy en día, los amantes del café beben de una gran variedad de métodos de vertido,  todos que requieran un filtro. Y mientras que algunas personas utilizan el filtro de tela  o un filtro de oro, la mayoría de nosotros optamos por los filtros blanqueados  o sin blanquear.

¿Pero cuál es mejor?

filtros de cafe crudo

Café preparado en un Chemex con un filtro crudo. Crédito: Josh Burke

Filtros Blancos: Lo esencial

La principal diferencia entre los filtros blancos y sin blanquear, es que los blancos han sido decolorados. Esto se puede hacer a través de una pequeña cantidad de cloro o algo llamado blanqueamiento de oxígeno.

Aunque en los años 80 hubo la preocupación de que los filtros blanqueados con cloro podían  ser peligrosos, ahora se sabe ampliamente que son seguros para la preparación de
café. Es más, el proceso de blanqueo no agrega sabores a tu bebida.

Sin embargo, todavía hay preocupaciones sobre su impacto ambiental. De hecho, un estudio de 2012 publicado en la revista  Environmental Engineering and Management encontró que la descarga de cloro era  “el problema medioambiental más significativo” en las fábricas de pulpa y papel. En contraste, el decoloramiento con oxígeno requiere menos tratamiento y es mejor para el medioambiente. Todas las marcas principales de filtro dejan claro qué método de decoloración utilizan en su presentación.

filtro de cafe blanco

Filtro blanco listo para usarse

Filtros sin Decolorar: Lo Esencial

Los filtros no blanqueados, no tienen ese color blanco brillante, pero son ligeramente mejores para el medioambiente. Esto es porque no requieren tanto procesamiento.

La mayor parte del papel que ves y usas diariamente es decolorado. Normalmente, el papel es marrón (lo es, después de todo, proviene de los árboles). Sin embargo, infortunadamente, si utilizas un filtro marrón sin enjuagar en tu dispositivo de vertido, es posible que pruebes un sabor a papel.

Dicho esto, también puedes obtener notas a papel en filtros blancos, dependiendo de la calidad. No importa la marca o los métodos de fabricación, siempre es buena idea enjuagar los filtros de papel antes de usarlos.

filtro de papel sin decolorar

Café preparado con un filtro de papel sin blanquear

Cómo Eliminar el Sabor a Papel

Enjuagar el filtro de papel  evitará ese sabor desagradable de papel en tu café, y al mismo tiempo precalientas tu dispositivo de preparación. Aquí está cómo hacerlo:

1.Coloca el filtro en el método de preparación.

2.Humedese el filtro vertiendo agua caliente sobre este (¡asegúrate de no dejar nada seco!)

3.Desaste del agua

4.Si es necesario, enjuaga nuevamente

5.Continua con tu preparación de café

Es bueno usar la mayoría de los filtros de papel después de un enjuague, pero algunos pueden requerir un segundo (especialmente si tienes un paladar sensible). Y si sigues obteniendo un sabor a papel después del segundo enjuague, cambia la marca del filtro.

enjuage de filtro de cafe

Enjuague de filtro  con agua caliente, listo para la preparación. Crédito: Michael Flores

Calidad del Filtro y Grosor

Aunque hemos estado comparando los filtros de papel blanco y sin blanquear, recuerda que esta no es la única diferencia. La calidad de tu filtro también es importante para asegurar perfiles de café limpios y un buen flujo de preparación. Incluso la más mínima diferencia aquí puede tener un gran impacto en tu bebida.

Además de eso, asegúrate de elegir un filtro de tamaño adecuado para tu método de preparación, y presta atención al grosor. Los filtros que son demasiado delgados permitirán que el agua fluya demasiado rápido, y los filtros más gruesos pueden retener más aceites de tu preparación.Si estás buscando un filtro más grueso, prepárate para pagar un poco más. Por suerte, la diferencia en el precio es mínima.

cafe preparado en chemex

Café Chemex preparado con un filtro blanco. Crédito: Karl Fredrickson

VER TAMBIÉN: ¿Qué Método de Filtrado Es Mejor Para Ti?

Entonces, ¿Cuál es Mejor?

En el  gran debate del filtro de papel  blanqueados vs sin blanquear , esto está sujeto a tus preferencias, sabor o impacto ambiental.

Si quieres ser más amigable con el medioambiente, compra filtros de alta calidad sin blanquear y enjuágalos bien antes de usarlos. Por otro lado, si te preocupa que el café pueda terminar con un sabor a papel, incluso con un doble enjuague, opta por los filtros blanqueados, idealmente con oxígeno.

Ah, ¡y recuerda que la calidad importa! Un filtro blanqueado barato puede agregar tanto sabor a papel a tu café, si no más, como un filtro de alta calidad sin blanquear.

Escrito por Brendan Nemeth.

Traducido por Alejandra M Hernández

¿Quieres Seguir Leyendo Artículos Como Este? ¡Suscríbete Aquí!

Print Friendly, PDF & Email