Coffee News: from Seed to Cup

Finca, Beneficio y Torrefacción: Cómo Los Productores Pueden Integrarse de Forma Vertical

,

Emilio Lopez me dice que en 2001,  era difícil encontrar micro beneficios en El Salvador. Había algunas pequeñas operaciones, pero todo eso cambió cuando decidió comprar su propio beneficio para avanzar con su finca, Finca El Manzano.

Ahora su beneficio, Cuatro M, es uno de los más grandes en El Salvador, el cual procesa 800 sacos de café todos los días.

El enfoque visionario de Emilio en la cadena de suministro de café es solo una de las muchas razones por las cuales lo contactamos para organizar el Micro Festival, El Salvador de Perfect Daily Grind, en su beneficiado. Sabíamos que al organizarlo allí se podría brindar una perspectiva de la realidad de la producción de café. Sabíamos que al organizarlo en Cuatro M se revelaría la calidad y la innovación de la escena de café de El Salvador.

English Version: Farm, Mill, & Roastery: How Producers Can Vertically Integrate

 

coffee cherries

Cultivar, recolectar y procesar: Cuatro M Cafés lo hacen todo. Crédito: Cuatro M Cafés

La Influencia de Portland, herencia salvadoreña

En 1997, Emilio se fue de San Salvador para ir a la universidad en Portland. Quería sumergirse en una nueva cultura y experimentar una parte diferente del mundo. Pero la vida en los Estados Unidos lo llevó aún más cerca de su país.

Se comenzó a interesar por las industrias de cerveza, café, vino y comida artesanales, todo lo que está fácilmente accesible en Portland. Su familia ha producido café desde el año 1840 y trabajar en café en los Estados Unidos se volvió una evolución natural. Él comenzó importando café tostado a Portland en su tercer año universitario.

Luego de año y medio, en 2001, regresó a El Salvador, para unirse al negocio de su familia por tiempo completo. Esto lo convirtió en la 5ta, 6ta y 7ma generación productora de café, dependiendo cual  de la familia mires.

En El Salvador, para las fincas de muchas generaciones, la producción de café es una tradición. Emilio me dice que está orgulloso de su herencia salvadoreña, pero también lo emociona introducir nuevos métodos, innovación y emprendimiento. Emilio quiso experimentar con enfoques en la producción y el procesamiento.

Y eso ha hecho que valga la pena para él.

drying coffee

Secado de café en el beneficio de Cuatro M. Crédito: Cuatro M Cafés

De Finca a Empresa

Emilio regresó al café cuando los precios eran bajos, compró una despulpadora, trilladora, tostadora y su propio patio y beneficio. Se convirtió en uno de los primeros productores integrado verticalmente.

En la universidad, estudió negocios internacionales, ciencias medioambientales y filosofía. Luego de seis años hizo un MBA (Master in Business Administration por sus siglas en inglés). El mismo año, la Finca El Manzano obtuvo la certificación de Rainforest Alliance. También se involucró en la SCAA, SCAE y Roasters Guild en donde es actualmente el vicepresidente y en donde se convertirá en presidente en 2017.

Cuando me dice esto, entiendo porqué su finca está tan bien organizada. Hablar con Emilio era como tomar un curso rápido de estudios en negocios: desde ISO 9000 a Balanced Scorecards, él ha refinado sus procesos organizacionales. Cuatro M tiene departamentos, los cuales todos, se responsabilizan por producir café de calidad. No son solo una finca, ellos son una empresa.

Un modelo verticalmente integrado quiere decir que Cuatro M Cafés, puede controlar y operar cada uno de los aspectos de la producción de café. Después de recolectar cerezas han desarrollado y perfeccionado a través de minuciosos estudios e investigación en su laboratorio y árboles, operan su propio beneficio y trilladoras- Allí, Cuatro M cuenta con tecnología avanzada para la selección y control de calidad.

Luego, tuestan sus granos logrando desarrollar la mejor fórmula para la calidad del café, allí mismo en la finca en donde todo es accesible para su optimización. Finalmente, preparan y continúan para perfeccionar sus métodos.

Ser un productor verticalmente integrado indica que se puede rastrear los granos desde el momento en que han sido sembrados hasta el momento en que llegan a la taza. Es el nuevo nivel de transparencia, el cual Emilio llama “de la semilla a la taza”.

growing coffee trees

Cultivo de café en Finca El Manzano, finca de Emilio. Crédito: Cuatro M Cafés

Preparados para El Éxito

Emilio me dice que el primer paso para ser un productor verticalmente integrado es reinvirtiendo en el negocio de modo que tengas la tecnología adecuada para lograr el éxito. Pero también tienes que entender esa tecnología. Es crítico para él llevar a cabo cada parte de la operación por lo  menos una vez.

Cuando llega un nuevo equipo, se desempaca y se ubica, y luego Emilio, le pide a todos que lo dejen. Él revisa cada detalle del equipo para aprender de él, identificar los problemas y familiarizarse con el proceso y con su uso.

En el año 2009, Emilio comenzó a distribuir los equipos brasileros Pinhalense en EL Salvador. Y en Cuatro M llevaron a cabo una gran parte de experimentación con equipos: Pinhalense enviaba los prototipos, Cuatro M Cafés los probaba y luego brindaba una retroalimentación a la fábrica en Brasil.

Las relaciones que ha construido han sido tan exitosas que el año pasado, él y su socio comercial, compraron una finca en Brasil. Las temporadas se complementan, en El Salvador, la cosecha es desde Octubre hasta Marzo; en Brasil es desde Mayo hasta Agosto.

processing coffee

El café procesando en Cuatro M. Crédito: Cuatro M Cafés

Avanzando

En Cuatro M Cafés, experimentan con 13 variedades diferentes, y a medida de que Emilio continúa avanzando en conocimiento y desarrollo, su negocio continúa creciendo y floreciendo.

El estricto proceso de Emilio, ha contribuido a que Cuatro M Cafés pase de ser una finca con un micro beneficio a ser uno gigante. Cuando él llegó tenían 50 acres (20,23 hectáreas), actualmente tienen 600 en El Salvador y 250 en Brasil. Él y su familia operan torrefacciones en El Salvador y en los Estados Unidos (Tulsa, Oklahma en donde también tienen un café). Compran cerezas de otras fincas y también realizan las operaciones de otras fincas construyendo alianzas y relaciones sostenibles.

Es muy probable que si has probado café salvadoreño, sin importar en donde estés, has probado los granos de su finca.

      cuatro M

El beneficio de Cuatro M desde los cultivos de café. Crédito: Cuatro M Cafés

Emilio se inquieta por la sostenibilidad tanto ambiental como socioeconómica. Cuando investigaba acerca de él, me di cuenta de inmediato que la página web de su empresa incluye fotos de sus empleados y operaradores de su beneficio. Hay inclusión y respeto en esta actividad.

Su finca produce mucho más que solo café de especialidad porque no quiere tener desperdicios, y con la creciente popularidad del café de especialidad, se quiere asegurar de que los socios de todos los niveles sean compensados por este creciente interés. Emilio sigue contemplando cómo implementar la sostenibilidad en el largo plazo y una misión ética. Con su posición influyente en la industria del café está dispuesto a continuar realizando un impacto positivo.

Escrito por D. Kilbride, un agradecimiento a Emilio Lopez de Cuatro M Cafés. Foto de portada: Cuatro M a distancia. Crédito: Cuatro M Cafés

Traducido por A. K. Molina Ospina y Editado por Karla Ly

Cuatro M Cafés fue patrocinador del MicroFestival de Café El Salvador. Esta entrevista fue realizada de acuerdo con nuestras políticas editoriales y Cuatro M Cafés no ha tenido mayor influencia en la versión final que alguno de las demás personas entrevistadas.

¿Quieres Seguir Leyendo Artículos Como Este? ¡Suscríbete Aquí!

Print Friendly, PDF & Email