Coffee News: from Seed to Cup

Entrevista a Andrea Allen: ¿Dónde Se Encuentran las Mujeres en las Competencias de Café?

,

Andrea Allen estructura su vida alrededor de tres cosas: su familia, su religión y su negocio. ¿Si ella fuera un hombre, hubiera escrito esa última oración de forma distinta? Seguramente hubiera leído así: su negocio, su religión y su familia. Existen prejuicios inconscientes, acerca de la mujer y en contra de ella. Y estas son algunas de las cosas que discutimos, Andrea y yo, mientras viajabamos por Brasil. Fuimos recorriendo de finca en finca, de beneficio en beneficio y de catación en catación.

Estuvimos en Brasil, como parte del viaje a origen de los campeones de Ally’s Coffee: Andrea, por supuesto, fue una de las campeonas. Primera finalista en el Campeonato de Barista de los Estados Unidos de América de 2016; co-dueña de Onyx Coffee Lab, con sus cuatro cafés y torrefactora, y mamá de River Gray,  una niñita que adora el café negro. Todo esto lo ejecuta con pasión y cafeína.

Ella es competitiva, lo vimos cuando compitió a las carreras con el espigado Todd Goldsworthy al bus porque, bueno, ¿Por qué no? Su sentido del humor puede confundirse con uno seco y sin entusiasmo, muchas veces asociado con cinismo, pero la realidad es que ella es positiva y amigable. Ella no siempre  inicia las conversaciones más intensas pero tiene muchos que decir en ellas – y es rápida en admitir que no lo sabe todo.

English Version: Interview With Andrea Allen: Where Are the Female Coffee Competitors?

 andrea-on-coffee-cherry-sacks
Andrea Allen admirando las fincas de café en Espírito Santo.

 

Competencias de Café como una Marca

Le pregunté  cómo comenzó en el mundo del café; Me contó algunas historias sobre cómo lo bebía para impresionar a su papá; Ir a cafés y pedir bebidas sin café; y finalmente, en la universidad, trabajó en un café antes de entrar en la gerencia. Eventualmente, ella y su esposo Jon, decidieron asumir el control de una sucursal de café cuando la compañía para la que trabajaba redujo significativamente.

Su trayectoria en las competencias ha sido intencional. “Naturalmente soy una persona competitiva” me dijo. “Mi primera competencia fue en 2014, cuando Jon y yo estamos trabajando en crear una nueva marca. Él es quien tiene la visión para esta marca, y él es quien alienta  a nuestro negocio en muchas maneras para involucrarlo en la industria de especialidad. Siendo una compañía pequeña y estando localizados en Arkansas, se nos hizo muy difícil ser tomados en serio. Cuando empezamos a tostar, ni tan siquiera podíamos obtener muestras de café verde de la mayoría de los importadores porque éramos muy pequeños.

“Así que Jon me motivó, me dijo ‘oye, deberías competir, yo sé que eres una buena barista y creo que te gustaría “ y también sería grandioso si te fuera bien en ellas porque nos daría credibilidad en lo que estamos haciendo.’ Y así fue como comencé a competir”

 

onyx-branding

Las competencias de Café ayudaron en el mercadeo de Onyx Coffe Lab. Credito: Onyx Coffee Lab

Las Competencias: Una relación de Amor y Odio

Asumí que a ella le gustaba competir pero ella me dijo:  “Más bien es una cosa de amor y odio. Amo competir y amo el aspecto de trabajar con la gente. Hay muchos competidores que traen todo tipo de ideas divertidas e información innovadora. También están todos los jueces y voluntarios que están ahí por voluntad propia… Y me gusta ejecutarlo todo y hacerlo bien. “


Pero competir es drenante. “ Involucra mucho estrés, mucho tiempo y mucha pasión y energía,”  ella dice “ Y si no te va tan bien como lo tenías planificado, es muy duro. Estaba esperanzada de que este fuera mi último año, no porque pensaba que ganaría, sino porque consume demasiado tiempo. Realmente, los dos meses antes de las nacionales, pasé 75% de mi tiempo preparándome para la competencia y el otro 25% mi trabajo, el que se supone que hiciera.”

Pero por los pasados dos años, su pasión ganó sobre todo esto. Y parece que lo hará otra vez: “Realmente no esperaba ganar el segundo lugar, y una vez lo hice, me decía… Wow, me encantaría  intentarlo otra vez y llegar primer lugar.”

andrea-and-lem-at-matilde

Campeón Barista  de US Lem Butler (izquierda) y Andrea (derecha) extrayendo espressos en una Fazenda Matilde.


¿Dónde están las Campeonas?

Aunque a Andrea le va increíblemente bien en la competencias, no es común que las mujeres alcancen las mismas puntuaciones que los hombres. El Campeonato Mundial de Baristas nunca ha sido ganado por una mujer; tampoco el World Brewers Cup . Sin embargo, el Campeonato de Baristas de Los Estados Unidos de América ha tenido mejores estadísticas, habiendo sido ganado por cinco mujeres en los pasados quince años. Pero aunque Andrea obtuvo el segundo lugar de las competencias, tan solo fue una mujer de seis finalistas.


Andrea cree que la mujer y el hombre son tratados con equidad dentro de la competencia – pero no muchas mujeres se registran para competir. “Algunas de las estadísticas que he escuchado y visto que son verdad es que en los Estados Unidos solo un 25% de los competidores son mujeres. Sin embargo cuando miras la proporción a través de los cafés, creo que esta más pareja la presencia femenina en los mismos. No tengo estadísticas para sustentar esto pero es bastante evidente para mí.”

Ella ha reflexionado mucho en este asunto, ¿su conclusión? “Creo, que al final del día, los hombres tienden a estar más dispuestos a exponerse a sí mismos en una competencia. Creo que las mujeres somos igualmente competitivas, pero tal vez de una manera un poco más distinta.”

andrea-allen-making-coffee

Andrea Allen prepara un Pacamara para tomarlo con el desayuno.


Competir: ¿Demasiado Arriesgado para las Mujeres?

Presioné a Andrea un poco para que abundara más sobre el asunto. “Supongo, tomando lo que veo en mis cafés, veo a la mujer queriendo ser la mejor en el café y haciéndolo muy bien dentro de la estructura del mismo, y siendo competitiva, pero no necesariamente quiere salir afuera y probarle al mundo entero que son las mejores.”


“Tuve un diálogo dentro de un foro llamado The Coffee Woman y hablamos sobre los riesgos,” continúa diciendo. “Creo que para la mujer se siente más arriesgado porque el sentimiento del fracaso puede estar más conectado a su corazón. Mientras que para los hombres, creo que sin duda no quieren fracasar o no hacerlo bien, pero tal vez si les pasa esto los motiva a regresar más fuerte y hacerlo mejor. Creo que la mujer no mira el mundo de las competencias  y se dice a sí misma ‘Quiero involucrarme en eso y probarme ante toda la comunidad del café.”

¿A Quién Representas? ¿A tu Café, a ti Misma o a tu Género?

Sugiero que hay dos cosas que están sucediendo culturalmente – no tan solo que las mujeres no son tan publicamente motivadas a competir como los hombres, pero también la mujer siempre termina representando a todas las mujeres. Y esto puede añadir una presión, que si tal vez solo fueramos una mujer más en las competencias, esta no existiría.”


“Definitivamente pienso que esto tiene un rol en el asunto,” dice Andrea. “Por ejemplo, yo sé que el año pasado ninguna mujer llegó a las finales y hubo una idea que rodeó la competencia, donde las personas estaban intentando enojarse y querían que yo interviniera … Yo si creo que puede suceder que el  “asunto” de la mujer sea visto como un símbolo.”

Cuando simplemente Andrea sabe que no llegó a la final en el 2015 porque se excedió por 35 segundos en el tiempo. Ella está consciente que esta fue la razón por la cual no entró a las finales. ¿Sería justo preguntarle porqué las demás mujeres no entraron a la final? Cuando al mismo tiempo, ¿solo habían dos mujeres entre los dieciséis semifinalistas, “no puede ser tan sencillo como que” simplemente Andrea no entró porque se excedió en su tiempo?

andrea-and-river

Andrea sujeta a su hija, River, mientras prepara café en su trabajo. Crédito:Andrea Allen

La Participación de la Mujer Comienza en el Café.

Abordamos en cómo motivar a más mujeres a competir. Andrea piensa que aunque las personas quieren ver a mas mujeres campeonas, hay una desventaja estructural para ambas  las mujeres y las minorías – una que comienza en los cafés. “Para los competidores, depende de donde trabajen, necesitan tener posiciones más altas o privilegiadas, para poder tener a los recursos que necesitan para desempeñarse mejor en las competencias.”


Aunque ella no ve una gran disparidad de género entre mujeres y hombres baristas, si lo ve para los gerentes y puestos administrativos. “Honestamente, creo que [tener mejores puestos dentro de una compañía]  tiende a ser más para los hombres que para las mujeres – y esto es estadísticamente relevante para todas las industrias.”

Se da así misma como un ejemplo. “Para mí, yo soy muy afortunada porque soy la co-dueña de mi compañía. Si hace sentido, entonces puedo dedicar una gran parte de mi trabajo  preparandome para competir y delegar cosas a otras personas durante este tiempo. Definitivamente sé que para mí, si la decisión  fuera acostar a River y después tener que  regresar a practicar, no valdría la pena sacrificar su tiempo con Jon o de descanso – que luego afecta mi desempeño como miembro familiar”

Pero ella sabe, que para los que no son parte de la gerencia, esta es una decisión que deben tomar. “La competencia está evolucionando tanto que cada vez demanda más y más de sus competidores,” ella dice. “Creo que eso es negativo para las mujeres y también negativo para aquellos que no llevan mucho tiempo en la industria.”


“Creo que mientras más mujeres tengan mejores oportunidades en los cafés para crecer y estar bien, entonces pueden obtener los recursos, y también  puede que el tiempo y la confianza, para competir.”

andrea-and-her-team

 Andrea con su equipo de trabajo y su trofeo. Crédito: Andrea Allen

Te Puede Interesar: Un Día en La Vida De Un Recolector de Café en Colombia


Un Negocio Familiar

No es tan solo su puesto que le permite a Andrea competir; es también la estructura familiar. Algunos podrían decir que discutir la familia de una mujer que compite es algo regresivo. Pero mientras muchas competencias no permiten niños en el evento, tal vez no hablar de las familias de las mujeres –y los hombres– es más regresivo. Andrea no fue la única en este viaje que tuvo que buscar una niñera en ciudades extranjeras.

Y en la competencia nacional de 2015, un año en el que pudo llevar a su hija, me dice, “estaba en el baño amamantando a River 30 minutos antes de competir, no porque me lo pidiera o  porque tenía que hacerlo.” Ella recuerda como pensaba “Tengo que integrar amamantar dentro de mi itinerario de preparación, porque sino mi camisa se va a empapar durante la competencia o mi bebé le dará hambre o llorará cuando me vea competir…y Jon tendría que sacarla fuera del salón.” “No es que pienso que la industria tiene que ofrecerle un espacio para amamantar en la competencia,” ella dice. Pero se cuestiona si esto tiene alguna conexión con la cantidad de mujeres que compite.


Para Andrea, mantener su vida laboral y personal coincidiendo, más que, separada es crucial. “Necesitamos ser una familia fuera de nuestros trabajos.” Añade “Pienso que nuestro trabajo es nuestra vida y en muchas formas esto es un reto, pero también puede ser muy divertido. No somos perfectos pero lo intentamos con todo nuestro esfuerzo. Queremos mostrarle a nuestro equipo de trabajo, que ellos son nuestra familia, y  también a  nuestra hija que no somos perfectos en el trabajo o en la casa pero siempre trabajamos para hacer las cosas bien.”



aeropress-river Café y River:Ambos siempre están presentes en la vida de Andrea. Credito: Onyx Coffee Lab

 

Una Meta Alcanzada

Cuando discute su rutina, Andrea explica que su meta es no hacer de su café una exclusividad. Ella habla acerca de cómo algunos de los cafés utilizados en las competencias -y que han ganado- “cuestas como $200 la libra, y sólo puedes comprar muy poco. Claro, es el mejor café que puedes encontra.r”

Y aunque le encantan estos cafés, ella me dice, “ Si yo continúo compitiendo, y si mis baristas me continúan  apoyando, mi esperanza es seguir utilizando cafés que sean accesibles en precio y cantidad.”

Ella explica que el año pasado, luego de la competencia, solo tenía 20 empaques para vender en su tienda. Ella le puso precios accesibles ya que no le gusta vender un café que sea demasiado caro. “Pero el café que utilicé este año es muy accesible para las personas, y de hecho hay varias tiendas de  café que realmente lo pueden utilizar… tenemos mucho café verde y es muy probable que lo tengamos por seis meses.”

onyxs-coffee

Variedad del café de Onyx. Crédito: Onyx Coffee Lab

Panameño vs Brasileños: Variedad de Café

Este año ella compitió con un Pacamara y con un Geisha de Las Margaritas, Colombia. Dirigimos la discusión a los cafés de Brasil, los cuales estábamos bebiendo a través de este viaje, ella piensa que los café de Brasil son los “estereotipos”, de algo que “puede ser un buen café pero no necesariamente tienen la diversión, y los perfiles exóticos de sabor que le gusta a muchas personas ahora mismo”- pero que ahora ve que esto está cambiando.

Una de las cosas por las cuales ella estaba muy contenta de ver durante nuestro recorrido fue el uso de las camas levantadas africanas para el secado– estaba sorprendida de cuan rápido adoptaron el proceso. “Douglas [de Ally Coffee] dijo que hace un año enlas fincas no estaban utilizándose. Para ellos tener ese tipo de cambio repentino no es algo común o normal”.

Esos productores son productores de muchas generaciones; han utilizado su forma desde siempre. El introducir técnicas que den más trabajo y no tengan resultados seguros no es súper popular… y hay muchas cosas que ocurren durante el proceso, que tan solo cambiar la forma de secado. Ver a las personas hacerlo y tomar las direcciones que Ally y otros en el área le ofrecen, ha sido sorprendente y verdaderamente cool.”

Mi esperanza es que en las siguientes cosechas, los que hayan decido utilizar un recogido y clasificado de café más selectivo, y también utilicen las camas de secado levantadas, puedan continuar produciendo mejores tazas.” ella dice.  Añadiendo que está muy emocionada de probar los café de alguna de las fincas que hemos visitado en el futuro.


andrea-on-tres-barras
Andrea inspecciona el café de Tres Barras, que es recolectado y secado por Sandrinho y su madre.


Centrada y apasionada, No me sorprendería si Andrea continúa teniendo un gran desempeño en sus competencias. Sería súper bueno, si el próximo año, no tuviera que pedirle que “representara a todas las mujeres”  discutiendo su ausencia. Pero para eso debemos ver a más mujeres competir  – y, si Andrea está en lo correcto, más mujeres en puestos gerenciales en los cafés.

Escrito por T.Newton, agradecimientos a Andrea Allen de Onyx Coffee Lab, Ally Coffee, y los productores que nos hospedaron en Espírito Santo, Caparó y alrededor de Fazenda Primavera.

Traducido por Karla Ly

PDG en Español

¿Quieres Seguir Leyendo Artículos Como Este? ¡Suscríbete Aquí!

Print Friendly, PDF & Email